Descubren dos nuevas cámaras secretas en tumba de Tutankamón

0
732

El misterio en torno a la momia de Nefertiti permanece luego de más de tres mil años. Sin embargo, recientes descubrimientos podrían terminar con el secreto del cuerpo de la reina de Egipto y descendiente de Tutankamón. Y es en la tumba de éste último donde podrían encontrarse pistas respecto a su paradero. Los investigadores creen que están más cerca que nunca.

Nefertiti.
Nefertiti.

Hoy, los anuncios llegados desde Egipto entusiasmaron a los historiadores. Existe un 90% de posibilidades de que haya dos cámaras ocultas tras los muros de la tumba del faraón Tutankamón en Luxor, indicó este jueves el ministro de Antigüedades egipcio al dar a conocer los resultados preliminares de un análisis efectuado con sofisticados radares.

Esta casi certeza alimenta la tesis del arqueólogo y egiptólogo británico Nicholas Reeves, que asegura que se trataría del sepulcro de la legendaria reina Nefertiti, con 3.300 años de antigüedad. El ministro de Antigüedades Mamdouh al Damati se inclina más bien por el de otra esposa del faraón Akenatón, padre de Tutankamón, o de una de sus hijas.

031716-tut

031716-monia-de-tut

Los resultados preliminares de un estudio con radar del experto japonés Hirokatsu Watanabe revelaron que hay “90% de posibilidades de que haya dos cámaras ocultas detrás de la tumba de Tutankamón”, declaró el ministro durante una rueda de prensa en El Cairo. “Hay espacios vacíos” detrás de dos paredes, “pero no totalmente vacíos, contienen materiales orgánicos y metálicos”, agregó.

031716-radiografia

031716-graficos

El ministro precisó que a finales de marzo se llevarán a cabo investigaciones más exhaustivas en la tumba, situada en el Valle de los Reyes, en la ribera occidental del Nilo, frente a Luxor. ¿Podrá la tecnología ingresar en esa cámara sin arruinar una reliquia de más de tres mil años? Es uno de los grandes desafíos de los científicos.

Contrariamente a las necrópolis de otros faraones que fueron prácticamente todas saqueadas, la de Tutankamón, descubierta en noviembre de 1922 por el arqueólogo británico Howard Carter, contenía más de 5.000 objetos intactos, de 3.300 años de antigüedad, muchos de ellos de oro masivo.

Akenatón era el padre de Tutankamón. Nefertiti, de legendaria belleza, era su esposa principal, pero no la madre de Tutankamón. Ejerció una fuerte influencia durante el reinado de su esposo y su figura fue siempre objeto de deseo. Se creía que su belleza era única y detrás de ella habitaba una mujer implacable. Todos ingredientes para intentar descubrir su último refugio, un misterio de tres mil años para la ciencia y la historia.