Precios de alimentos siguen al alza mientras la inflación experimenta un leve descenso

0
441

Los alimentos en El Salvador muestran en los primeros meses de 2023 oscilaciones al alza en sus precios, pese a que la inflación cedió ligeramente, reflejan datos del banco Central de la Reserva (BCR).

La inflación bajo hasta 6.82 por ciento luego de mantenerse durante casi 10 meses por encima de siete puntos porcentuales, sin embargo los alimentos y otros servicios básicos registraron oscilaciones al alza en sus precios.

Las autoridades señalan que los de alimentos y algunos servicios básicos mantuvieron la tendencia a aumentar sus valores.

Las cifras mostradas por el BCR dan cuenta de la baja de la inflación en el país una tendencia que no se corresponde con lo que deben sacar los salvadoreños de sus carteras para responder al incremento de alimentos y bebidas no alcohólicas que tuvieron una subida en el costo de 12.22 por ciento hasta a 12.61.

Algunas frutas de temporada como el mango, fresas y zapote, por ejemplo, treparon en sus precios entre el 33 y el 40 por ciento.

Por otra parte los consumidores observaron como los servicios de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles registraron el golpe inflacionario de inflación de 2.12 a 2.46 por ciento.

También se observa un descenso “estacional” en el costo de los muebles y artículos para el hogar, del transporte, y prendas de vestir, mientras escalaron servicios fundamentales como la salud, indicaron los informes del BCR.

En contraste, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, reporta a nivel mundial una reducción en los precios de los alimentos.

Para la FAO, el descenso del índice, muestra la variación mensual de los precios internacionales de los productos alimenticios más comercializados, reflejó caídas de las cotizaciones de los aceites vegetales y los productos lácteos.

En el renglón de cereales, el índice de la FAO indica que el mismo se mantuvo prácticamente igual que en enero. “Los precios internacionales del trigo aumentaron ligeramente durante el mes, pues las preocupaciones sobre las condiciones de sequía en Estados Unidos y la robusta demanda de suministros de Australia fueron contrarrestadas en gran medida por una fuerte competencia entre exportadores. Sin embargo, los precios internacionales del arroz bajaron un 0,1% debido a la ralentización de las actividades comerciales en la mayoría de los principales países exportadores de Asia, cuyas monedas también se depreciaron frente al dólar de Estados Unidos”, destacó el reporte.

El índice de precios de la carne de la FAO también permaneció casi sin cambios con respecto a enero pasado. Los precios mundiales de la carne de aves de corral siguieron descendiendo en un contexto de abundantes suministros para la exportación, a pesar de los brotes de gripe aviar registrados en varios de los principales países productores, mientras que los precios de la carne de cerdo aumentaron, debido principalmente a las preocupaciones en relación con la escasez de disponibilidades exportables en Europa.

El Gobierno salvadoreño responsabiliza las subas constantes de los precios de los alimentos al conflicto en Ucrania y a los precios internacionales, contradiciendo el reporte de la FAO.