El tiempo se agota: al submarino desaparecido solo le quedan unas 30 horas de oxígeno

0
4900

Han pasado más de 10 horas desde que el capitán del Departamento de Respuesta del Primer Distrito de la Guardia Costera de EEUU, Jamie Frederick, anunciara que al submarino le quedaban aproximadamente 40 horas de oxígeno. Este miércoles arranca con el peso de que le quedan unas 30 horas de oxígeno a la tripulación perdida.

Un buque con capacidad para operar drones bajo el agua y varios aviones de la Guardia Costera estadounidense y de las Fuerzas Armadas canadienses, equipados con alta tecnología, son parte del operativo que trabaja contra reloj para encontrar al sumergible turístico desaparecido en el Atlántico con cinco personas a bordo que iban a ver los restos del Titanic.

Entre las personas a bordo se encuentran el CEO de la empresa que organizó la expedición, un rico empresario aventurero británico, un buzo francés con décadas de experiencia y un padre y un hijo de multimillonarios paquistaníes, según publicaciones en las redes sociales

EL SUBMARINO TENÍA PROBLEMAS DE SEGURIDAD. El submarino tenía graves problemas de seguridad que fueron reportados por un empleado que fue despedido, según la revista estadounidense The New Republic. Documentos judiciales obtenidos por la revista revelan que el empleado, David Lochridge, piloto de sumergibles, fue despedido de OceanGate en 2018, tras expresar sus temores, incluyendo el de que, contrario a lo que proclamaba la empresa, el sumergible no estaba hecho para descender a 4 mil metros de profundidad. OceanGate lo despidió y demandó por revelar información confidencial sobre el Titán, pero el experto contrademandó, alegando despido improcedente. Se quejó de que en lugar de abordar sus preocupaciones, fue despedido “con la intención de silenciarlo y evitar abordar los problemas de seguridad y control de calidad”.