¿Cuál es el origen del Día de los Inocentes?

Los países hispanohablantes suelen tomar esta fecha como una oportunidad para hacer bromas

0
2265

El 28 de diciembre de cada año se celebra, en la mayoría de los países hispanohablantes, el Día de los Santos Inocentes, una fecha que las personas aprovechan para hacerse bromas de una forma similar a la de los estadounidenses en el primero de abril, conocido como ‘April Fool’s’.

Pero muchos de los que toman parte de la tradición desconocen el motivo detrás del día y la historia por la que cada 28 de diciembre se conmemora a “los inocentes”.

El origen en el Nuevo Testamento

Según el Evangelio de San Mateo, el Rey Herodes I, el Grande, gobernador de Judea, Galilea, Samaria e Idumea como vasallo de Roma, mandó a matar a todos los niños menores de dos años de los pueblos cercanos, como respuesta a la advertencia que le hicieron los Sabios del Oriente: que acababa de nacer el verdadero Rey de los judíos, un niño llamado Jesús, y que le quitaría su trono

Dice la leyenda que Herodes ordenó a los sabios regresar a él apenas encontraran al niño, pero ellos, gracias a su característica sabiduría, detectaron sus intenciones y desobedecieron las órdenes. Ante esto, Herodes asesinó a centenares de infantes inocentes, que son los verdaderos conmemorados en la fecha.

La Iglesia Católica también conoce a los menores asesinados como los ‘Santos Inocentes’, que fueron canonizados por representar, de alguna forma, una protección hacia el niño Jesús contra el Rey Herodes I.

Aclara ‘National Geographic Latinoamérica’ que las escrituras sagradas no dan una fecha clara de este suceso, pero se calcula que ocurrió dentro de los dos años siguientes a la aparición de la estrella a los Sabios del Oriente.

“Los latinos conmemoraban esta fiesta el 28 de diciembre, los griegos el 29 de diciembre, los sirios y caldeos el 27 de diciembre. Estos días no tienen nada que ver con el orden cronológico del acontecimiento; la fiesta se celebra dentro de la octava de Navidad porque los Santos Inocentes dieron su vida por el ‘Salvador recién nacido’”, explica la Enciclopedia Católica Online.

¿Por qué se comenzaron a hacer bromas?

Según le dijo a ‘National Geographic Latinoamérica’ en una entrevista Gustavo Ludeña, doctor en Filosofía, doctor en Antropología e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Argentina, la razón todavía deja dudas a los investigadores. 

No está clara con certeza la razón por la cual el sentido trágico y dramático que dio origen a la celebración del Día de los Inocentes se haya desplazado hacia lo cómico o humorístico”, explica el antropólogo.

No obstante, para dar una especie de respuesta, el investigador agrega que la idea de inocencia, entendida como falta de perspicacia, sería lo que dio origen a la tradición de los chistes y las bromas.

La teoría más fuerte de origen recae en la mezcla entre el Día de los Santos Inocentes y la Fiesta de los Locos, una celebración pagana que se llevaba a cabo en estos días, y que se habría combinado con el homenaje a los niños en un esfuerzo por catolizar a los pueblos que la celebraban.

Esta mezcla alivianar la carga trágica de la fecha con los elementos divertidos y humorísticos de la Fiesta de los Locos, mezcla que algunos pueden considerar irrespetuosa, pero que ya es parte de la cultura hispana actual.

“Así, el día de los Santos Inocentes es el idóneo para gastar lo que, como derivación de la denominación cristiana, se denominan inocentadas, que no son más que bromas livianas y humorísticas”, concluye Ludeña.