Rousseff blinda judicialmente a Lula da Silva como jefe de Ministros a pesar de acusaciones de corrupción

2
649

El ex presidente de Brasil (2003-2010), Luiz Inácio Lula da Silva, será el ministro más poderoso de Brasil. Tras una reunión en el Palacio de Alvorada en Brasilia con Rousseff y dos ministros, ha aceptado ocupar el cargo de titular de la Casa Civil, como se llama a la oficina que coordina el trabajo de todos los ministerios del Ejecutivo.

La información ha sido confirmada por el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en el Congreso, Afonso Florence.

Lula desplazará así a Jaques Wagner, que asumirá una secretaría ejecutiva, y tomará las riendas de la estrategia política del Gobierno. Ha sido una jugada de última hora con dos estrategias paralelas.

Una ha sido la de contar con Lula como piloto de tormentas. Su trabajo será rescatar la imagen del gobierno, golpeado por el escándalo de corrupción en Petrobras y los pedidos de juicio político de la oposición contra Rousseff. Una marcha contra la mandataria el domingo reunió al menos un millón de personas en las principales ciudades de Brasil.

Desde la Casa Civil, Lula podrá nombrar ministros, algunos de los cuales formaron parte de las negociaciones para aceptar el cargo. La prensa brasileña, como el diario O Globo, especula incluso con la salida del presidente del Banco Central, Alexandre Tamborini.

El otro motivo, no menor, será, blindar a Lula con fueros ante un posible pedido de detención del juez de Curitiba Sergio Moro, a cargo de la causa Petrobras y responsable de llevar a Lula ante un tribunal para declarar por el delito de lavado de dinero y enriquecimiento.

Comments are closed.