¿Que pasa cuando un judío y un musulmán van juntos por las calles de Nueva York?

0
793

A priori el experimento parece irrealizable en muchos lugares del mundo, pero dos youtubers estadounidenses de éxito decidieron llevarlo a cabo en las calles de una de las ciudades más multiculturales del mundo, Nueva York. Uno de ellos se vistió con la vestimenta tradicional judía, en color negro, y el otro llevando una galabeya musulmana de color blanco.

Juntos y de esta guisa pasearon por varios barrios de la urbe y observando las reacciones de la gente a esta situación. Porque… ¿pueden ser amigos dos personas a las que la religión y la política les ha separado desde hace décadas?

En 1948 se proclamó el Estado de Israel tras la partición de Palestina en dos por la resolución de Naciones Unidas que proponía esta solución para terminar con el conflicto. Los sucesivos enfrentamientos hicieron que los judíos fuesen ganando más territorio, provocando una enorme cantidad de refugiados y dejando a la población palestina en un pequeño territorio de Gaza y Cisjordania.

Las relaciones desde entonces entre los israelíes y los países de la región fueron tirantes, ya que Egipto, Siria o Jordania no reconocían al nuevo Estado.

Por eso este experimento es un buen reflejo de cómo está la situación, aunque el hecho de realizarse en Estados Unidos le quita realidad, ya que probablemente, con la tensión que hay en Israel y los territorios palestinos, esta prueba sería absolutamente imposible de realizar allí.

062316-foto-judio-y-muslman-en-nyLos dos youtubers primero fueron a un barrio judío y la reacción de la gente fue en general positiva. Mucha incredulidad entre los viandantes, que se sorprendían de la situación, e incluso alguna persona que les pedía hacerse una foto con ellos. Pero las personas mostraban esperanza y alegría e incluso un hombre les gritaba que “extendieran la paz”.

Misma situación en el vecindario musulmán, donde los mensajes a favor de la concordia, la amistad y la paz destacaban por encima de cualquier problema político o religioso. La defensa de las cosas que unen a los seres humanos frente a los odios, las luchas y la intolerancia.

Pero en su paseo también tuvieron tiempo para oír las críticas. Un hombre le dijo al que iba vestido de judío que “estaba caminando con un terrorista”, una opinión defendida por una parte de la población estadounidense y que por supuesto está lejos de ajustarse a la verdad.

La asimilación de musulmanes con terroristas también ha sido un ataque constante durante la campaña por Donald Trump.

El experimento tiene una importante función de concienciación social, pero lo cierto es que tampoco sirve para sacar ninguna conclusión. Simplemente que con talante y con ganas de construir se pueden eliminar las barreras que la política o la religión impone. Y eso no es poco.

 

 

Javier Taeño (@javiertaeno)