Presidente Trump ordena bloquear propiedades del gobierno venezolano en los Estados Unidos

0
1468


Por Redacción – BBC News Mundo
En una orden ejecutiva firmada este lunes, el presidente estadounidense bloqueó las propiedades del gobierno de Venezuela en ese país “a la luz de la continua usurpación del poder por parte del ilegítimo régimen de Nicolás Maduro”.

Donald Trump firmó en la noche de este lunes una orden ejecutiva que congela todos los activos del gobierno de Venezuela en territorio estadounidense.

“He determinado que es necesario bloquear las propiedades del gobierno de Venezuela a la luz de la continua usurpación del poder por parte del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro “, expuso el presidente de Estados Unidos en una carta remitida a los líderes del Congreso.

El mandatario alude también a “los abusos a los derechos humanos, arrestos arbitrarios y detención de ciudadanos venezolanos, la reducción de la libertad de prensa, y los intentos por socavar al presidente interino Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional elegida democráticamente” para argumentar su decisión.

La medida se aplica sobre “todos los bienes e intereses de propiedad del gobierno de Venezuela que se encuentran en EE.UU., o que se encuentran bajo el poder o control de cualquier persona de EE.UU.”.

Estos activos “están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o tratados de ninguna otra manera”, se lee en la orden.

Según el diario The Wall Street Journal, se trata de la primera vez que Washington aplica medidas de este tipo contra un gobierno en más de 30 años y que solo mantiene actualmente contra Cuba, Irán, Siria y Corea del Norte.

El gobierno de Trump no detalló en su orden qué bienes posee Venezuela en territorio estadounidense y quedan, por lo tanto, afectados por la medida.

Sin embargo, el principal activo estatal venezolano en Estados Unidos, la petrolera Citgo – filial de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que ya se vio afectado por las sanciones impuestas por el país norteamericano en enero- ha sido objeto de un largo litigio en los tribunales estadounidenses y sobre ella pende la amenaza de acabar en manos de sus acreedores internacionales.

El bloqueo anunciado este lunes es la última medida de una serie de sanciones que el gobierno de Trump ha venido imponiendo contra Nicolás Maduro, su entorno, funcionarios de su gestión, la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y otras entidades gubernamentales.

Este tipo de sanciones han sido parte de la estrategia de Washington para forzar la salida del poder de Maduro, al que Estados Unidos considera un gobernante ilegítimo.

Como la mayoría de países de América Latina y los de la Unión Europea, Washington reconoce como líder interino de Venezuela al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que el pasado mes de enero se declaró “presidente encargado” del país hasta que cese la “usurpación” que, a su juicio, ejerce Maduro.

El control de los activos del Estado venezolano en EE.UU. es desde hace tiempo un frente más de la batalla política en el país sudamericano.

Cuando se juramentó como presidente, Guaidó anunció que una de sus prioridades sería salvaguardar los activos de la nación del peligro de caer en manos extranjeras por los incumplimientos de las autoridades chavistas.

Desde 2018, Venezuela ha incumplido muchos de sus compromisos de pago. La Comisión Económica para América Latina y el Cáribe (Cepal) calcula que la deuda externa bruta de Venezuela asciende a los US$139.000 millones.

Aún no está claro el alcance real de la medida anunciada este lunes por Trump, que se conoce horas antes de que este martes comience en Lima la llamada Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela.