Partido Popular gana en España, pero no obtiene mayoría

0
975

El gobernante Partido Popular (PP) obtuvo una victoria a medias en las elecciones generales celebradas en España, es decir, no ganó la mayoría absoluta para gobernar, por lo que será necesario abrir un proceso de negociación postelectoral para elegir a la nueva administración.

Con 99.1% del conteo de votos, medios como El País informaron que el PP, partido de derecha encabezado por el actual presidente español Mariano Rajoy, obtuvo 122 diputaciones de las 350 disponibles en el Congreso de España, sin embargo, la cifra representa una disminución en comparación con las elecciones de 2011, cuando se hizo con 64 escaños.

Sin embargo, algunos medios consideraron que los españoles sancionaron a la “vieja política”, dando una mínima ventaja al partido de Rajoy y un impulso a otros organismos de recién formación como Podemos, lo que complicará la formación de un nuevo Gobierno dado lo fragmentado del Congreso.

En esta elecciones el segundo lugar fue para el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de Pedro Sánchez, alcanzó 91 diputaciones con 22.2% de los votos; en las anteriores elecciones de 2011, este partido había logrado obtener 110 escaños.

La novedad en estas elecciones fueron dos nuevas formaciones políticas que acabaron con los más de 30 de bipartidismo del PP y el PSOE: El partido Podemos, de izquierda y liderado por Pablo Iglesias, logró obtener 69 escaños; por otra parte, Ciudadanos, organización también de nueva formación, quedó en cuarto lugar con 40 diputados.

“Se inaugura una nueva etapa política en nuestro país”, afirmó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, un politólogo de 37 años, quien fundó el partido apenas hace dos años. “Estamos ante una nueva transición democrática, ante una nueva era”, consideró por su parte Albert Rivera, de 36 años, líder del partido Ciudadanos al emitir su voto en Barcelona.

La lista la completan Esquerra Republicana de Cataluña, con nueve escaños; Democracia y Libertad, con ocho diputaciones; el Partido Nacionalista Vasco, con seis; Izquierda Unida con dos curules, igual que la Izquierda Independentista Vasca Bildu, y Coalición Canaria con sólo un representante.

¿Cómo se elige al presidente del Gobierno español?

Los diputados elegidos en las elecciones de ayer son los encargados de designar al presidente del Gobierno español, que inicia con la propuesta del rey al presidente del Congreso luego de consultar a los partidos políticos; ésta será la primera vez que Felipe VI realizará esta tarea.

Tras estos comicios, el Gobierno de Rajoy pasa a estar en funciones, y así se mantendrá hasta la investidura del nuevo presidente.

La Constitución española establece que el presidente del Gobierno debe ser elegido por los 350 diputados del Congreso según el calendario electoral actual, lo que ocurrirá el 13 de enero. Ese día los legisladores eligen al presidente del Congreso y a la mesa de la Cámara.

Posteriormente el rey inicia consultas con los representantes de los partidos, por orden de mayor a menor, según los escaños.

A continuación, el rey propone al presidente del Congreso a un candidato a jefe del Ejecutivo, quien cuente con más posibilidades de superar la investidura, según las consultas.

Cuando el presidente del Congreso tiene la propuesta del candidato convoca al pleno, donde el aspirante presenta su programa de Gobierno y solicita la investidura.

Para ser elegido como presidente, el candidato debe obtener en una primera votación la mayoría absoluta de la Cámara, es decir 176 votos de los 350 disponibles. Si no lo consigue, 48 horas después hay una segunda votación, en la que se requiere mayoría simple (más sí que no).

En caso de que el prospecto no consiguiera suficientes votos en la segunda vuelta, se tramitan propuestas de otros candidatos con la misma fórmula. Pero si dos meses después de la primera votación ningún aspirante se avalado por el Congreso, el rey disolvería las dos cámaras y convocaría a nuevas elecciones.