OEA anuncia creación de misión anticorrupción e impunidad en Honduras. Indignados se oponen

0
667

La Organización de Estados Americanos (OEA) anunció este lunes la creación de una misión de combate a la corrupción y la impunidad en Honduras, en respuesta a un pedido formulado por el gobierno de ese país.

La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) será presidida por un “jurista de reconocimiento internacional y alto nivel de competencia”, a ser designado por la OEA, y tendrá como prioridad el fortalecimiento del aparato judicial hondureño, según documentos distribuidos por la organización.

Al formular el anuncio de creación de la MACCIH, el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, afirmó que la aspiración es que el sistema judicial hondureño “sea una herramienta efectiva en la lucha contra la impunidad”.

El anuncio de la MACCIH se realizó en la sede de la OEA, en Washington, con la presencia del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien destacó el papel esencial que la misión tendrá en “el fortalecimiento de las instituciones” de su país.

“Es prioridad para Honduras fortalecer nuestro sistema de justicia”, Hernández, para quien la misión permitirá “un tratamiento integral” de los casos de corrupción y de impunidad.

La creación de una comisión especial, con integrantes extranjeros para investigar la corrupción en Honduras, en los moldes de la que fue creada en Guatemala, fue una exigencia de numerosas manifestaciones callejeras en el país desde hace varios meses.

Por lo menos 17 manifestaciones fueron realizadas en Tegucigalpa para pedir la creación de la comisión anticorrupción, al tiempo que 22 manifestantes abrieron en julio una huelga de hambre en las inmediaciones de la sede presidencial.

“Indignados” rechazan misión de OEA

La dirigencia de la Oposición Indignada de Honduras rechazó este lunes la creación de una misión de la OEA para combatir la corrupción y la impunidad en el país, e insistió en exigir una comisión a cargo de Naciones Unidas.

Esa propuesta de la OEA “la rechazamos como solución a los problemas de la corrupción y la impunidad”, dijo a periodistas el líder de Oposición Indignada, Ariel Varela, quien agregó que “seguiremos luchando por una comisión internacional contra la impunidad” de la ONU, “como la que funciona en Guatemala, para poder enjuiciar a los corruptos”.

Varela expresó que “la propuesta de la OEA está deslegitimada desde un inicio porque es la misma propuesta que hizo el presidente (Juan Orlando) Hernández” para protegerse de las acusación en su contra.

Añadió que Honduras “lo que se necesita es una comisión contra impunidad con plenos poderes de investigar la corrupción y llevar a los corruptos a los tribunales”.

Guatemala cuenta desde 2007 con una comisión internacional contra la impunidad, adscrita a la ONU, que ha ayudado extirpar la corrupción llegando a involucrar a las más altas autoridades del país en actos ilícitos.

La OEA anunció este lunes la creación de una Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), presidida por un “jurista de reconocimiento internacional y alto nivel de competencia”, con la asignación prioritaria de lograr el fortalecimiento del aparato judicial hondureño.

Varela es uno de los líderes de la llamada Oposición Indignada que en mayo comenzó una serie de marchas todos los viernes en la capital, iluminándose con antorchas, que llegaron a a ser hasta cerca de 100.000 personas.

Para acallar las manifestaciones, el presidente Hernández convocó a un diálogo con el apoyo de la OEA y la ONU pero los Indignados lo rechazaron e insistieron en la instalación de la comisión internacional contra la impunidad.

Las marchas empezaron luego que la fiscalía comprobó que unos 330 millones de dólares fueron saqueados del Seguro Social. Posteriormente el presidente admitió que unos 94.000 dólares de ese dinero ingresaron a su equipo de campaña para su elección en 2013.

En el caso guatemalteco, las investigaciones realizadas por la comisión anticorrupción condujeron a la renuncia del presidente Otto Pérez.

En El Salvador, a pesar de la demanda de las fuerzas democráticas vivas del país, el gobierno izquierdista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se niega a permitir la creación de una CICI para detener la corrupción e impunidad en el Estado.