Mientras más sube el precio de los combustibles, el gobierno tiene más dinero para sus proyectos

Cada vez que lo combustibles presentan un alza, el gobierno recaudado más en concepto del FEFE y Cotrans

0
5763

Por Luis Vazquez-Beckers

La suba constante de los precios de los combustibles (Gasolinas y Diesel) es una mala noticia para todos, menos para el gobierno.

Por cada galón de gasolina o diésel que compran a diario los salvadoreños, el gobierno recibe dinero en concepto de los impuestos que carga a dichos productos.

Mientras más caro está el galón de combustible, más fondos entran a las arcas del Estado, sobre todo por el IVA que le aplican a los carburantes en las gasolineras, sumando los impuestos FEFE y Cotrans.

Solo con el impuesto FEFE (Fondo de Estabilización para el Fomento Económico), mejor conocido como “impuesto de guerra”, el cual se cobra desde 1981, el Ministerio de Hacienda ha recibido $28.9 millones.

En total, $0.16 se aplica actualmente a cada galón de gasolina regular y especial.

En los primeros 7 meses del año, en 2022, el gobierno obtuvo $13.8 millones como impuestos FEFE en los combustibles, en el mismo período de este año, van $28.9 millones.

A este impuesto se debe sumar el Cotrans, $0.10 cobrados en cada galón de combustible que adquieren los ciudadanos paqra «regalar» a los buseros.

Hacienda clasifica esos ingresos como una “contribución especial” que denomina: transporte público, sumando al 31 de julio de 2023 $32.7 millones.

A esto hay que sumar el FOVIAL y otras contribuciones indirectas.

Recientemente, el partido opositor ARENA intentó llevar a la plenaria de la siguiente semana un proyecto de ley para aliviar los impuestos sobre los combustibles a través de una suspensión temporal de los impuestos, lo que fue desechado por la fracción legislativa del oficialista Nuevas Ideas.