Mecafé puso “pies en polvorosa”

0
730

Las autoridades hondureñas detectaron en San Pedro Sula el pasado fin de semana, al empresario salvadoreño Miguel Menéndez, conocido como Mecafé, viajando en un lujoso vehículo Ferrari, modelo F430, año 2006, del que supuestamente se pagaron impuestos por debajo de los establecidos en la ley.

San Pedro Sula es considerada la más importante de Honduras después de la ciudad capital de Tegucigalpa.

El Ferrari circula con placas hondureñas cuya matrícula figura a nombre de Menéndez “Mecafé”, quien es investigado por la Fiscalía General de la República de El Salvador en relación al caso del expresidente Mauricio Funes.

La más reciente de las investigaciones de la FGR contra “Mecafé” está relacionada con la alteración de una escritura pública donde supuestamente se constituyó un contrato de préstamo por valor $700.000 que Funes  habría entregado a Mecafé.

Desde que se dio a conocer la noticia de la alteración de dicho documento no se ha vuelto a saber de Menéndez hasta ahora que las autoridades hondureñas lo detectaron en ese país.

El Ferrari en cuestión circula por Honduras con placas locales por las que pagó solo $96.33 (2,200 lempiras), cuando lo normal para este tipo de matrícula es de unos $2,000 (45,000 lempiras), lo que ha sido denunciado por la prensa nacional, ya que hacen suponer que algunas autoridades benefician al empresario salvadoreño.

“Mecafé” es un empresario salvadoreño reconocido en Honduras y otros países de Centroamérica donde mantiene negocios de seguridad entre otros.

En El Salvador se le acusa de haber obtenido fraudulentamente, de común acuerdo con  el ex presidente Mauricio Funes, contratos de seguridad hasta por los $14 millones de dólares.

Según la base de datos de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), y el  el código de Registro Tributario Nacional (RTN), Menéndez pagó 2,200 lempiras por  la matrícula de su vehículo.

El periódico hondureño El Confidencial asegura que hasta el momento, las autoridades del Servicio Administrativo de Rentas (SAR) no han explicado el porqué un auto tan lujoso pagó una cuota por debajo de la que establece la ley.

Algunos funcionarios del gobierno salvadoreño y autoridades policiales son de la opinión que Miguel Menéndez, al igual que Funes, pretende evadir la justicia local buscando refugio en otros países del área, es decir que creen que “Mecafé” ya puso pies en polvorosa.