Huezo mató a su esposa mientras esta dormía

0
1000

El Juzgado 11° de Paz de San Salvador ordenó que Mario Huezo, presunto asesino y ex compañero de vida de la periodista de  LPG, Karla Turcios, pase en prisión mientras se depura el juicio después de ordenar reserva total para el proceso.

El tribunal resolvió que el juicio contra Mario Huezo pase a la etapa de instrucción  y  que se le aplique la medida cautelar de la detención provisional por la gravedad del ilícito que se le imputa.

La fiscal del caso informó que el juzgado accedió a que el cargo que se le impute a Mario Huezo sea el de feminicidio y solicitó un plazo de cuatro meses para la instrucción.

Huezo es acusado de haber asesinado a la comunicadora mientras dormía después de una ardua jornada de trabajo. La Fiscalía determinó en las investigaciones preliminares que el imputado era un “mantenido” es decir que vivía a expensas de la comunicadora que sufragaba los gastos del hogar incluido un pequeño hijo de ambos que sufre de autismo.

La Fiscalía General de la República (FGR) manifestó durante la presentación del requerimiento contra Mario Huezo acusado de asesinar a la periodista Karla Turcios, que la víctima fue asfixiada mientras dormía por lo que no se pudo defender de su agresor.

Según la FGR, la noche del viernes 13 de abril pasado, Turcios salió a altas horas de la noche después de una ardua jornada de trabajo. A pesar de esa circunstancia la periodista habría pedido a su esposo que la llevara a ingerir cualquier alimento a un restaurante, por lo que no se ha precisado la hora en que ambos llegaron a su casa de habitación en la Colonia Costa Rica, donde horas, mientras se encontraba descansando, su compañero de vida la habría asfixiado.

A pesar de la contundencia de las pruebas aportadas por la FGR y la Policía Nacional Civil, PNC, Huezo insiste en su inocencia asegurando “alguien asesinó a mi esposa y no fui yo”

Ante la prueba que confirmaría la ruta que siguió para abandonar el cadáver de Karla Turcios en la carretera Longitudinal del Norte, en el municipio de Santa Rosa Guachipilín, Huezo justificó que “lamentablemente en mi posición yo no puedo demostrar nada”.

El imputado confirmó que no había nombrado a ningún abogado para que lo defendiera. El juez del caso decretó la reserva total del proceso por lo que la prensa nacional y extranjera no pudo presenciar en desarrollo de la audiencia inicial donde fueron agregadas fotografías que servirían como nuevos indicios contra Mario Huezo.

La FGR comunicó que la resolución contra Mario Huezo, el juez determinó que sí existió una verdadera violencia económica ya que la víctima era la total proveedora del hogar, pues Huezo no trabajaba. Además, quedó establecido que el imputado ejerció real violencia psicológica.