FGR no podrá acusar formalmente a José Adán Salazar, “chepe diablo”

0
1124

La defensa del empresario hotelero Adán Salazar, dijo este lunes que la Fiscalía General de la República no ha podido probar los cargos que se le imputan a su representado y solicitó al Juzgado 4° de Instrucción que suspenda el proceso.

José Adán Salazar fue llevado a los tribunales acusado de tráfico de drogas y lavado por el Ministerio Público justificando para ello que Salazar figuraba en una lista de capos de la droga de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC); sin embargo, dicha oficina de los Estados Unidos, declaró que Salazar había sido sacado de dicha lista “Por carecer de información suficiente” .

La Embajada de Estados Unidos en El Salvador informó que la decisión de la OFAC había sido tomada a solicitud de Salazar quien desde un principio negó cualquier tipo de vínculo con el narcotráfico.

José Adán Salazar Umaña conocido como “Chepe Diablo” enfrenta cargos presuntos de lavado de dinero y activos de $215,167,786.42.

“La OFAC encontró que la información actual era insuficiente para apoyar el fundamento que él sigue desempeñando un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos”, dice el texto de la declaración de dicho organismo estadounidense.

A pesar de que con lo dicho por la OFAC desaparecía el mito creado alrededor del supuesto Cartel de Texis cuya dirección se le atribuía a José Adán Salazar, los cargos en su contra no fueron retirados.

Un sobrino de José Adán Salazar, Wilfredo, quien era presidente de la empresa harinera GUMARSAL, también fue impuado de cargos de tráfico de droga y lavado. Wilfredo Salazar no fue capturado pero la FGR le siguió diligencias de extinción de dominio a sus bienes con lo que fue sacado del mercado harinero del país.

La defensa de Chepe Diablo ha solicitado la suspensión del juicio  debido a la carencia de una prueba clave para evidenciar el ilícito que la Fiscalía General de la República (FGR) le imputa a Salazar.

Además de la falta de la llamada prueba “clave” como era considerada la lista de la OFAC, la fiscalía argumenta que no podrá presentar los resultados de la investigación y pericia en lo estados de cuenta bancaria de José Adán Salazar y que por lo tanto no podrá presentar el dictamen de acusación que ordena la ley.

Miguel Ángel Flores Durel acentuó que “la Fiscalía carece de una pericia contable financiera al finalizar la instrucción”, de modo que para respetar las garantías procesales que asisten a cualquier imputado, el juez 4° de Instrucción debe sobreseer, o suspender el juicio, a Adán Salazar.