Empresarios eligen a Agustín Martínez como nuevo presidente de la ANEP

0
522

El empresario Agustín Martínez, es el nuevo presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP). La gremial eligió al empresario en sustitución de Javier Siman.

Martínez fue electo por  unanimidad como presidente del  Comité  Ejecutivo ANEP por el período 2022-2024.

El nuevo presidente de ANEP es presidente de la Cámara Agropecuaria (Camagro) y presidente de la Asociación de Avicultores de El Salvador (AVES) y se había venido desempeñando como vicepresidente de la más importante gremial empresarial del país.

A lo largo de su desempeño como dirigente empresarial, Martínez se ha caracterizado por su trayectoria conciliadora que lo ha llevado a ser presidente de la Asociación Latinoamericana de Avicultores, ha participado en representación del sector privado en negociaciones de acuerdos comerciales y por “fomentar la unidad y articulación empresarial”, como él mismo lo ha expresado.

En su discurso, ya como presidente de Anep, Martínez dijo que “El rol que la coyuntura nos demanda hoy es uno de agilidad para adaptarnos y coraje para navegar con prudencia las aguas turbulentas. La historia nos demanda que sigamos buscando respuestas en la sensatez como personas conscientes de sus potencialidades y limitaciones; con el espíritu resiliente e innovador que nos caracteriza como empresarios”.

El nuevo presidente de ANEP aseguró que es necesario “hacer un alto en el camino y evaluar técnicamente el resultado de acciones de política pública e institucional y su potencial impacto en el corto, mediano y largo plazo, así continuar con acciones que generan efectivos resultados y corregir el rumbo en aquellas decisiones que claramente no perfilen mayores beneficios para el país”.

En sus primeras declaraciones como presidente de ANEP, Martínez señaló la necesidad de potenciar unas relaciones diplomáticas y comerciales sólidas que nos permitan generar prosperidad al país y recalcó la importancia de la democracia y la institucionalidad como ”un principio esencial para el desarrollo económico”.