El caso corruptela y el Dia Internacional del derecho de acceso a la verdad

0
16883

LECTURAS PARA FN DE SEMANA. DL

El 21 de diciembre de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de marzo como Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

En el marco de essta conmemoración creemos oportuno considerar que es precisamente esa falta de acceso de los salvadoreños a la lobertad jurídica es la que mantiene al pais en uno de los peor calificados sobre jadministracipon de justicia en América Latina.

No se debe confundir la justicia con el ajusticiamiento

El Estado que hace caso omiso a la importancia que para todos tiene el derecho a conocer la verdad asíí como la teoría equivocada de los jueces de fallar sin razonamientos filosóficos nos ha llevado a un estado de derecho fallido y al consecuene fracaso en la procuración de justicia en el país, lo que motiva el justo reclamo de paz y justicia y sobretodo el diálogo entre personas libres dispuestas a pelear contra la injusticia y luchar por la verdad que vemos con frecuencia.

Si no se le permite a la ciuadanía acceder a la verdad de los hechos que se le imputan no se puede hablar de justicia. Los jueces tardan años en resolver un incidente sin tomar en cuenta el grave daña que su mala administración causa a quienes jusra o injustamente deben enfrentar el juspuniendi del Estado. A los jueces no les interesa acceder a la verdad sino que los hechos encajen con la denuncia. Pareciera que, muchos de estos jueces ignoran la obligación constitucional que tienen de administrar justicia y menos aún, de hacerlo pronta y cumplidamente.

Para muestra un botón; el llamado caso corruptela, un proceso diseñado y armado por el ex fiscal Douglas Meléndez, está lleno de mentiras y errores fiscales, que es lo mismo que faltar a la verdad, que en ninguna parte del mundo civilizado habrían alcanzado calidad de indicios y mucho menos de pruebas que pudiesen justificar medidas extremas como las que se han tomado acá.

Para comenzar: en el primer requerimiento, el imaginario fiscal elaboró ausaciones de cohecho contra varios imputados pero al detallar dicha figura, la confundieron con el peculado. Eso hubiese sido suficiente para que cualquier tirara el famoso caso al desto de la basura. Esa es una verdad que a la fecha se niegan a ver los jusgadores. Como ese, el proceso corruptela está lleno de botones. Es triste, pero realidades como estas mantienen en la cárcel o limitados en sus derechos fundamentales a miles de salvadoreños

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) concluye que el derecho a conocer la verdad, jurídica o moral, es un derecho autónomo e inalienable, vinculado a la obligación y el deber del Estado de proteger y garantizar los derechos humanos, realizar investigaciones eficaces y velar para que haya recursos efectivos y se obtenga reparación.

La ACNUDH incluye un estudio sobre las prácticas óptimas para el ejercicio efectivo del derecho a la verdad, en particular las prácticas relacionadas con los archivos y los expedientes de violaciones manifiestas de los derechos humanos, así como los programas de protección de los testigos y otras personas que tomen parte en juicios por tales violaciones. Como solemos decir, solo es cosa de ponerse las pilas.