Comentarios de samenrique@hotmail a “Carlos”

2
1021

Gracias Carlos, por tu intercambio de ideas, es muy refrescante estar en desacuerdo sin ofendernos o insultarnos mutuamente, gracias a diario latino por ofrecer esta ventana de interacción que hace posible la comunicación genuina, directa, e informativa.

Dices tu: “que hoy han aparecido muchos señores que fueron guerrilleros, super ricos”. La palabra super ricos, no creo que describa genuinamente la realidad de muchos ex-combatietes del FMLN. Pero te explicare algo por experiencia propia: “La clase obrera, campesina, y marginada estaba completamente con la moral quebrada, pero los hijos de la inmensa mayoría de padres que servían al sistemapolitico-económico-social imperante, se solidarizaron con los mas vulnerables, muchos comerciantes, industriales, profesionales, e incluso varios hijos de la oligarquía alta, mediana y baja, se unieron a los gritos por justicia del pueblo, entre ellos, (Enrique) Alvarez Cordova.

A si, nació el impulso d nuestra revolución en los primeros anos de una manera mas general y sistemática en los 60’s y 70’s. Esta representación general de la población fue el factor que hizo realidad la revolución salvadoreña. Ademas del volcamiento masivo de las clases desposeídas, la solidaridad de sus hermanos que hicieron eco de su dolor y sufrimiento comprendimos que juntos podíamos tener un mejor futuro, para nuestros hijos de todos, no para unos pocos que había sido la realidad en la historia de El Salvador.

Los mandos altos del Fmln y medios en su inmensa mayoría, fueron miembros de familias que disfrutaban de un estatus favorable de vida, al finalizar la guerra, con la ayuda de sus respectivas familias y un ambiente mas abierto y competitivo se convirtieron en competencia del control total económico, político, y social que la oligarquía tenia. En otras palabras la mesa del comedor se ha hecho mas grand y larga para que se sienten mas salvadoreños. Producto de esta apertura social, económica, y política los beneficios de la sociedad llega mas y hasta las esquinas mas aisladas de nuestro país.

Negar, los alcances positivos creada por los tratados de paz, es estar ciego a la realidad que hoy vive el país comparada antes del 2009, donde la inversión en nuestro pueblo en todo sentido ha sido EXPONENCIAL, tanto humano, como de estructura. Sitramss, hospitales como hospital mujer, San Pedro en Usulután, ciudad mujer , con representación el el occidente, central, y oriente del país. La historia es para todos, pero hay que leerla, invertir tiempo, y si uno la desconoce, no es delito, o vergüenza aceptar no se nada.

Por ejemplo, muchos hablan conmigo de las películas y sus actores, y yo les contesto, que mis conocimientos al respecto son pobres y deficientes. Pero decirles que no me interesa o que es antes de mi tiempo, lo que realmente queremos decir es: ” SOY IGNORANTE, PERO NO LO QUIERO ACEPTAR”. No es mi intención de ofender a nadie. Ejemplo, tengo un hijo, y decía que las matemáticas no le gustaban, y lo decía seria mas honesto si diría que no es que no le gustan las matemáticas, la verdadera razón es que no SABE MUCHO O NADA de las matemáticas que la verdad o su realidad.

A mi no me gustaban los idiomas, los odiaba, por que?, no hablaba ningún idioma, hoy hablo English, y me gustan hoy. Que raro?, muchas veces tratamos de esconder nuestra propia ignorancia en nuestras posiciones o palabras de desprecio. En mi opinión dije que el salario mínimo por mas de 100 anos fue de 25 centavos de colon por día. La oligarquía para sacar sus cosechas a los puertos, necesitaba carreteras para sus camiones y rieles para sus trenes para conectar los puertos, y no querían invertir en el país a pesar que las exportaciones de añil, y café crecieron potencialmente sin que los salarios tomaron el mismo camino.

La oligarquía introdujo un impuesto a los pobres varones entre 18 y 60 años de edad el equivalente de dos días de trabajo que seria el equivalente también de 50 centavos para hacer realidad las vías de comunicación para sus puertos para alimentar sus exportaciones. Usted, Carlos puede verificar esto en cualquier libro oficial del gobierno de El Salvador o cualquier persona que escriba al respecto, no es necesario haber vivido en esa época para saber y aceptar mis afirmaciones. El salario mínimo no me refiero a los colonos de ese tiempo, el sistema de pobreza, hambre, y desesperación era mas agudizada para estos tipos de trabajadores, prácticamente era una esclavitud total sin ningún derecho en lo absoluto o relativo.

El salario mínimo que hablo me refiero al trabajador que no es colono. Cuando un gobierno o sistema solo vela por los intereses de los oligarcas que solo aumentan su poder con sus ganancias exorbitantes e exponenciales, que no quieren compartir con sus trabajadores que no reciben también los beneficios producidos por ellos, creamos las desconfianzas de un pueblo no solamente hacia el sector empresarial-oligarca, pero también hacia el gobierno, dando lugar a revoluciones. Esto no es el caso de mi amada y querida Costa Rica que yo admiro y respeto. En 1948, con el liderazgo de Pepe Figueres, figura que conocí personalmente, sentó las bases de una sociedad justa, y progresivamente democrática que hoy mi gente, mi familia también disfrutan.

También, no hay que olvidar la mano derecha de Pepe, como se le conocía cariñosamente en Costa Rica, el PARTIDO DE VANGUARDIA POPULAR (en El Salvador seria Partido Comunista), su líder Mora Valverde que también tuve el honor de conocer, así como PEPE, ES EL PADRE DE LA PATRIA, MORA VALVERDE EL PADRE DE LA EDUCACION Y LEYES LABORALES QUE HOY son parte primordial de la sociedad tica.

El ultimo líder de los constitucionalistas ticos falleció este año, Alberto Monje, que fue presidente de Costa Rica a comienzos de los 80s. La violencia solo engendra violencia, y seria el ultimo recurso.

Yo estoy completamente en acuerdo con usted Carlos. Pero si estudia de una forma objetiva, analítica, honesta la historia de El Salvador no fue el pueblo que utilizó la violencia para cambiar las cosas, la violencia fue impuesta desde el principio por los individuos que se adueñaron del poder desde Junio de 1824, no tenían intenciones de soltarlo, querían exprimir todo para siempre para beneficiar sus familias a través de generaciones. Cuando alguien don nadie que se oponía al sistema imperante, siempre le negaban su derecho y las cosas seguían lo mismo.

Como una sociedad desde su formación fue basada en la crueldad, en la ignorancia, y en la pobreza como medios para oprimir, controlar, y explotar. Yo no lo digo, esta escrito a través de nuestra historia.

Dime Carlos: quién, en sus 5 sentidos, va a querer dejar sus conveniencias para internarse en una montana de miseria en los cerros del país, vivir como vivían nuestros hermanos campesinos y obreros, donde lo que le espera a uno es sufrimiento, sancudos, hambre, enfermedades y muerte?.

Las revoluciones son producto de la desesperaciones de un pueblo que no tiene nada que perder, solo sus cadenas. Es mejor vivir libre un día, que vivir 100 anos como esclavo, estas aspiraciones de libertad, justicia, y bienestar para todos hace a un hombre sacrificarse y entregar sus vidas por tan nobles ideales independientemente si lo logra o no, porque el culpable que un héroe y patriota tome este camino es por las condiciones de opresión del presente. Si,siempre habrán ricos y pobres, no te lo niego. Una persona puede seguir siendo pobre por que ella o el quiere o por elección y no porque esta condenado por nacimiento. Si, un pobre no puede comprar un BMW o un CADILAC, pero si trabaja podría comprar un KIA o Hyndai o un Cherito, o el carro mas barato producido en Costa Rica, el tico. Las oportunidades se las ofrece la sociedad si quiere tomar ventaja, y si no las quiere, esta bien, por muy simple que sea un trabajo por lo menos le debe de dar y cubrir las necesidades básicas de existencia y oportunidades que no no dependan ni de la familia, ni del tamaño de la cartera. El ciudadano debería ser libre ante el Estado, y el Estado a su servicio. Espero me comprenda y finalmente lo felicito ya que me gusto su opinión lo que me veo obligado a reconocer.

Comments are closed.