Casi 65 mil arrestos vinculados a pandillas

0
327

Autoridades informaron el miércoles que casi 65 mil presuntos pandilleros o cómplices fueron arrestados desde que inició un régimen de excepción que está punto de cumplir un año de continuidad en marzo de 2023.

En cifras presentadas por el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, poco mas de 64 mil 512 mareros de las distintas estructuras criminales están tras las rejas, mientras apenas 1,7 millones de dólares y un puñado de armas fueron incautados.

Según el gobierno, el cerco a las pandillas se cierra aun más con la desactivación de cerca de 200 campamentos en áreas rurales y el refuerzo de los controles en la frontera del país.

Informes señalan que el Ejército de Guatemala se sumó a la Fuerza Armada salvadoreña para combatir bandas criminales que pretenden utilizar los puntos ciegos fronterizos para el contrabando de mercadería, armas de fuego, droga y otros ilícitos. 

Ambos cuerpos armados realizan patrullajes en las zonas limítrofes para evitar que pandilleros huyan de El Salvador de los operativos y se refugien en Guatemala para seguir cometiendo fechorías, dijeron voceros.

Según el ministro de la Defensa, René Francis Merino, estas acciones se suman al trabajo desarrollado en el Plan Control Territorial para reforzar la seguridad en los sectores fronterizos.

Como parte del enfrentamiento al delito, el miércoles miembros de la Fiscalía y de la Policía Nacional Civil (PNC) allanaron una vivienda en esta capital, en Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, donde incautaron varios paquetes identificados como cocaína que eran comercializado por una red internacional de narcotráfico a través de la Mara Salvatrucha (MS).

El fiscal general, Rodolfo Delgado, explicó que tres paquetes de la droga fueron encontrados en el patio de la vivienda y uno de los arrestados, Luis Amaya, formaba parte de una organización que se dedica al tráfico internacional de cocaína.

Este caso estaría relacionado con un procedimiento realizado en octubre del 2022 en la colonia Santa Clara en Cojutepeque, donde Juan Alfredo Amaya Pineda escondía en su casa 39 kilogramos de cocaína valuados en aproximadamente 975 mil dólares..

La investigación fiscal descubrió que estas personas compraban la droga en Panamá y Costa Rica y la transportaban en vehículos a El Salvador, en donde era distribuida por medio de la MS.