Avanza el proceso de canonización de Rutilio Grande

0
1018

La iglesia católica de El Salvador anunció este lunes que concluyó la etapa diocesana del proceso de canonización del asesinado sacerdote Rutilio Grande y su caso fue enviado al Vaticano para su fase decisiva.

“El arzobispado de San Salvador hace del conocimiento público que el pasado martes 16 de agosto se llevó a cabo una ceremonia privada como conclusión de la fase diocesana del proceso de canonización del Siervo de Dios, padre Rutilio Grande”, señaló en un comunicado el arzobispado de San Salvador.

Grande, un sacerdote jesuita fue asesinado por presuntos militares el 12 de marzo de 1977 entre las ciudades de Aguilares y El Paisnal.

Al momento de su asesinato, el padre Grande era párroco de Aguilares y se dirigía a oficiar una misa en El Paisnal cuando su automóvil fue ametrallado. Junto a él murieron dos campesinos que le acompañaban.

El asesinato de Rutilio Grande marcó un profundo cambio en monseñor Oscar Arnulfo Romero, su mejor amigo, y cambió su posición política en un país que se aprestaba a la guerra civil. Luego del asesinato de Grande, Romero se alejó de su zona de confort y de sus amigos terratenientes y se convirtió a la denuncia de la injusticia social.

En la recién concluida etapa diocesana de la canonización, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, nombró un tribunal eclesial que se encargó de recopilar detalles sobre la vida, virtudes y el martirio de Grande.

“Tenemos la convicción que el padre Rutilio Grande es ejemplo de vida y fe para todos los cristianos”, sostuvo el arzobispado de San Salvador, que recordó que el padre fue un hombre de “profundo espíritu de oración y de austeridad en su modo de vivir”.

“Agradecemos a su santidad el papa Francisco, por la gran estima que tiene hacia nuestra Iglesia local, por impulsar la beatificación de nuestro amado beato monseñor Romero y por animarnos a llevar con prontitud el proceso de canonización del padre Rutilio Grande”, concluyó el arzobispado capitalino.