50 años de cárcel esperan al asesino de Karla Turcios

0
1165

De acuerdo al Código de Procedimientos Penales, a Mario Huezo, presunto asesino de la comunicadora Karla Turcios, le estarían esperando 50 años de prisión con los que es penado el delito de homicidio agravado.

Mario Huezo, quien era compañero de vida de la periodista asesinada, fue capturado el pasado lunes con orden de la Fiscalía General de la República.

Las investigaciones realizadas por la FGR y la Policía nacional Civil, concluyen en que el abominable crimen de la comunicadora Turcios fue premeditado y planificado, aunque pudo tratarse de un caso de explosión o rabia. ” Hubo premeditación, plena planificación en este hecho”, dijo el Fiscal Dougla Meléndez.

Algunos médicos especialistas consultados son de la opinión que el presunto homicida de la periodista Karla Turcios, podría estar asociado a conductas de patología mental vinculadas al consumo de alcohol u otra clase de drogas enervantes.

“Conducir un vehículo automotor, con el cadáver de una persona recién asesinada y mayormente si se trata de alguien con la que se ha mantenido una relación de afinidad, en el asiento trasero del vehículo y que se hace acompañar de un niño de ocho años de edad, procreado entre ambos, no lo puede hacer una persona normal” dice una de las fuentes consultadas.

A la situación anterior hay que agregar el cinismo con que Huezo relata que “cualquiera que me conozca por cinco minutos sabría que soy incapaz de hacerle daño” (a su compañera de vida) expresiones que repite constantemente.

Al momento de ser capturado, Huezo acababa de ser entrevistado por una reportera de la cadena noticiosa Univisión a la que repitió su versión de los hechos dramatizando las escenas con la presencia de su hijo de 8 años quien padece de autismo.

La entrevista de Univisión será transmitida este domingo solo que el protagonista ya no tendrá carácter de víctima sino de presunto autor material de un crimen que ha conmovido al gremio periodístico nacional e internacional por el que podría pagar hasta 50 años de cárcel.