10 cosas que usted debe saber acerca de las pelotas de béisbol

0
984

Uno de los principales objetos para jugar béisbol, la pelota, ha pasado varias transformaciones para ser como es hoy. Antes se buscaba un artefacto que pudiera ser envuelto con hilo o cuerda para darle forma circular. La esférica actual está enrollada con distintos materiales de hilo y cordel. Está cubierta de piel y cuenta con costuras que permiten al pelotero tener mejor agarre.

Otros hacían recolección de calcetines desusados y sin pareja: Con creatividad hacían un envoltorio, calcetín sobre calcetín, hasta lograr el tamaño y la consistencia necesarias para lograr una pelota de béisbol. La mejor descripción  de un homerun en la historia del béisbol lo hizo el célebre locutor estadounidense Buck Canel en la decada de los 50s. Y se vaa…, se vaaaa…, se vaaaaa…, se vaaaaaaa…..y se fue.  Conozcamos algunas características de las pelotas de béisbol:

1. La más cara. La que bateó Mark McGwire para conectar su jonrón número 70 en la campaña de 1998 es la pelota más cara. Su precio actual es de tres millones de dólares.

2. Mortífera: El único jugador muerto a causa de un pelotazo fue Ray Chapman, en agosto de 1920. La bola se modificó dando fin a la llamada era de la Bola Muerta en el beisbol de las Grandes Ligas.

3. Vida: La vida promedio de una pelota de béisbol en un partido profesional es de siete lanzamientos.

4. Mayor velocidad: El lanzador cubano Aroldis Chapman lanzó la bola a 105.1 millas por hora el 24 de septiembre de 2010, cuando jugaba para los Rojos de Cincinnati. Su picheo posee el Récord Guinness.

5. Tamaño y peso: La pelota de beisbol es una esfera de entre 22.5 y 24 centímetros de circunferencia y 142 gramos de peso.

6. Materiales: Está hecha con una combinación de corcho, caucho, lana y piel.

7. Pelotas comerciales: Fueron fabricadas en 1858 por la empresa Harwood and Sons, en Estados Unidos.

8. Cuero: En la década de 1870 las pelotas se fabricaban con piel de caballo, pero debido a lo difícil que era conseguir el material, decidieron cambiar a cuero de vaca.

9. Prueba: Para probar si una pelota está lista se dispara desde un cañón de aire a una velocidad de 85 pies por segundo en una pared de ceniza blanca del norte y deben rebotar a no más de 0.578 por ciento de su velocidad original.

10. Tecnología: La empresa Rawlings hace pelotas con microchips dentro que graban la velocidad a la que son lanzadas.