Veintiocho empresarios financiarán el desarrollo de las energías limpias

0
759

Los más de 150 jefes de Estado y Gobierno que acudieron a París a la XXI Cumbre del Clima de las Naciones Unidas vieron eclipsado parte de su protagonismo por la aparición en escena de la iniciativa «Coalición para el Avance Energético», que agrupa a 28 grandes inversores de 10 países.

Bill Gates (Microsoft), Jeff Bezos (Amazon), Mark Zuckerberg (Facebook) y Meg Whitman (Hewlett Packard) son algunos de los más conocidos por el gran público. Todos se comprometieron a proporcionar el capital inicial necesario para acelerar la investigación en energías limpias en los laboratorios más punteros del planeta, así como a brindar el dinero que sea menester para facilitar el desarrollo de estas fuentes alternativas a gran escala. El objetivo es gestionar los efectos negativos del cambio climático.

Gates fue el primero en concretar su inversión: 2.000 millones de dólares; cifra que le convierte en el mayor donante privado de la Historia en acción climática. Es vital «hallar enfoques tecnológicos que nos permitan acelerar la transición hacia una economía baja en carbono», dijo.

Energía libre de carbono
Los líderes de 20 de las principales economías mundiales, por su parte, también presentaron su «Misión Innovación», por la que se comprometen a duplicar su inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) de energía libre en carbono durante los próximos cinco años, hasta alcanzar un total de 20.000 millones de dólares.

Australia, Canadá, Estados Unidos, India, Chile, China, Brasil, Reino Unido, México, Dinamarca, Francia, Alemania, Indonesia, Italia, Japón, Noruega, Corea del Sur, Arabia Saudí, Suecia y Emiratos Árabes Unidos representan el 80% de la I+D en energías limpias a nivel mundial.

Fin de las subvenciones a los fósiles
Promovidos por Nueva Zelanda, a su vez, 40 jefes de Estado y de Gobierno -entre los que destacan Alemania, Estados Unidos, Francia o México- firmaron una declaración en la que se comprometen a ir eliminando los más de 500.000 millones de dólares anuales que se destinan a subvencionar los combustibles fósiles a nivel mundial.

Alianza solar
Como alternativa a las energías más contaminantes que emiten los gases causantes del cambio climático, Francia, en representación de los países ricos, e India, en representación de las naciones en desarrollo, sellaron una alianza internacional por la que el primer grupo transferirá conocimiento tecnológico y financiación en energía solar al segundo.

La alianza consistirá en una «plataforma de cooperación entre los países desarrollados que disponen de tecnología solar y los que están en vías de desarrollo (situados entre el trópico de Cáncer y el de Capricornio) que quieran desarrollar su potencial en el sector», según la declaración signada por más de 30 países, como Chile, Bolivia, El Salvador, Indonesia, Etiopía, Estados Unidos o Nigeria.

Fondos de adaptación
Ayer también se anunció la adopción de dos fondos destinados a la adaptación al cambio climático en los países más vulnerables,: 1) Alemania, Noruega, Suecia y Suiza destinarán 500 millones de dólares; 2) y Canadá, Dinamarca, Francia, Finlandia, Alemania, Irlanda, Italia, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos donarán otros 250 millones.