Van 50 policías asesinados en lo que va del año

0
952

Las violentas pandillas que siembran el terror en el país asesinaron nuevamente a un agente de la Policía Nacional Civil (PNC), lo que eleva a 50 las bajas de la Corporación en lo que va del año, informó el jueves la institución.

El agente asesinado fue identificado como Reynaldo Hernández, quien murió la noche del miércoles junto a dos civiles cuando pandilleros ametrallaron el autobús en que viajaba en San Pedro Perulapán, según la PNC.

El martes, el agente policial Federico Sánchez murió al ser atacado el vehículo en que viajaban en el departamento de San Miguel.

8 personas más resultaron lesionadas en el ataque.

El director de la PNC, Mauricio Ramírez, informó que en la mayoría de los atentados contra la vida de policías los responsables de los asesinatos han sido detenidos.

El número de homicidios en El Salvador tuvo un repunte este año, con cuatro mil 323 asesinatos entre enero y agosto, frente a dos mil 533 en el mismo período de 2014.

Una buena parte de estos homicidios son atribuidos a las pandillas, calificadas por el Estado como agrupaciones terroristas, las cuales cuentan con unos 72 mil miembros, 13 mil de ellos en prisión.

Condenan a pandilleros

Dos miembros de la pandilla Barrio 18 fueron condenados a penas de 40 y 26 años por el Tribunal Especializado de Sentencia de San Salvador, por el asesinato de un agente de la Policía cometido en julio de 2014, informó hoy la Fiscalía General de la República (FGR).

Los mismos fueron identificados como Gemima Lisseth Peraza Ángel, de 25 años de edad, quien purgará 40 años de cárcel, y Mario Alexander Flores Vega, de 20 años, condenado a 26 años y 8 meses de prisión.

El ente fiscal relató que el policía, identificado como Luis Adilio Rivera Escobar, fue asesinado cuando “se trasladaba en su motocicleta” y “fue emboscado por los acusados, quienes, sin mediar palabras, le dispararon”.

El Gobierno sostiene que los ataques contra los miembros de los cuerpos de seguridad son una medida de presión de las pandillas para obligar al Ejecutivo a otorgar prebendas a sus líderes presos.

Estadísticas de la PNC revelan que entre el 1 de enero y el 25 de agosto se registraron 423 enfrentamientos armados entre policías y pandilleros que se han saldado con 197 miembros de pandillas muertos.