Un tal monseñor Romero (derrumbando mitos)

25
3292
LaserPhoto, AP/Eduardo Vazquez Becker.

Por Joshua Castillo

El 15 de agosto de 1917 nacía en San Miguel un salvadoreño destinado a entrar a los anales de la historia de nuestro país.

Esta historia no es para mancillar su nombre sino para ponerlo en el lugar correcto que debe tener, Monseñor ha sido para la izquierda un marketing para sus fines políticos ideológicos y ahora electorales; sin embargo su mensaje fue tanto para unos como para los otros.

Su mensaje se diluyo mientras la nación salvadoreña vivía uno de sus más tristes pasajes históricos bajo una cruel guerra provocada por dos visiones de economía diferentes, la capitalista y la socialista, ambas representadas por las potencias que al enfriar las relaciones entre si, dispusieron que el Conflicto de Baja Intensidad fuera de completa intensidad para los hombres que fueron a la lucha.

Derrumbar mitos creados

Primer Mito “Sólo era defensor de los Pobres”

La primera mentira a derrumbar es que Monseñor Romero era el defensor de los pobres, eso es una falacia, que las palabras de el mismo desmienten, porque el 22 de mayo de 1977 expreso:

“Hacemos nuestro el sufrimiento de los papás, esposa e hijos del Ingeniero Mauricio Borgonovo Pohl; de los que lloran la muerte cruel del Licenciado Roberto Poma y de los humildes empleados que compartieron su desgracia; y de tantos padres, madres, esposas e hijos que en esta hora de horror -que nos llena de vergüenza ante el mundo civilizado-lloran impotentes la muerte y desaparición de sus seres queridos. Y una vez más declaramos que ni la violencia, ni el odio, ni la calumnia serán jamás la solución de los problemas que nos agobian”.

…No podemos dejar de lamentar, hermanos, en esta mañana, a la luz de este mensaje que tiene dinamismo social y le preocupa la vida del mundo, el nuevo secuestro del Gerente General de Erickson, Sr. Kjell Bjork y como también lamentamos el misterio en que se envuelve el desaparecimiento de don Armando Monedero y lo mismo que del Sr. Matsumoto. Monseñor Romero en la homilía El Dinamismo de la Iglesia, del 20 de agosto de 1978 .

….Hablemos también de esta diócesis que llora también el crimen de los secuestros y se alegra también cuando ya termina un episodio como el del Señor Bjoerk a quien nos alegramos que ya esté libre. Pero sufrimos todavía el misterio del Sr. Matsumoto, al que han querido echarle polvo, pero que es necesario todavía la esposa está esperando la palabra que declare la verdad….

….Quiero mencionar, y dejarlo para último no quiere decir último lugar sino gran preocupación, los secuestros: un holandés, el Sr Fritz Schuitema, secuestrado desde el 24 de noviembre por las FARN; dos ingleses, Srs. Ian Massie y Michael Chatterton, secuestrados el 30 de noviembre, también por las FARN; y últimamente un japonés, el Sr. Takakasu Suzuki, secuestrado el 7 de diciembre, aún no se sabe por quién….

Obviamente a quienes Monseñor Romero estaba defendiendo era a millonarios secuestrados por grupos insurgentes de izquierda.

Segundo Mito “Monseñor Romero criticaba solo a el Ejército y no a la guerrilla”

“No vamos a ocultar tampoco del otro extremo. No estamos de acuerdo con las acciones de los movimientos políticos terroristas” …. Homilía de Monseñor Romero del 10 de junio de 1979.

Vean el carácter y determinación de Monseñor Romero que a la guerrilla les llamo TERRORISTAS…

Tercer Mito “Monseñor Romero estaba del lado de los Insurgentes terroristas”

“….Debe quedar claro, después de esto, no sólo que el Arzobispo no está con las FPL sino que las FPL no están de ningún modo con el Arzobispo….

….La presencia de esos cadáveres viene a ser como la síntesis del secuestro del Señor Ernesto Liebes, que no se sabe dónde está y su mala salud hace presagiar desenlaces trágicos.

¡Ténganlo en cuenta VIOLENTOS DEL SECUESTRO!

El secuestro no es civilización como no es civilización los desaparecidos, ni los encarcelados sin juicio. Eso es salvajismo…”

Todo esto en la Homilía de monseñor Romero del 21 de enero de 1979.

“……Por otra parte quiero solidarizarme con aquellos que sufrieron pérdidas de buses en las violencias pasadas. Yo recibí el caso doloroso de un dueño de bus en el cual pone toda su esperanza, don José Parada Alas, de la Rural 30.

Le queman un bus de ¢118.000 de costo, que debía todavía en gran parte y está viendo como salva algo para poder seguir trabajando. Estas situaciones no las podemos desconocer. Yo creo que aquellos que llevan la violencia hasta estos extremos debían de recapacitar que así no se reivindica un pueblo hundiéndolo más, sino que deben de tomar los lenguajes apropiados para que se escuche por el pueblo y sea simpática al pueblo una promoción liberadora… “

Cuarto Mito “El llamado a la orden de no matar era dedicado a los militares del Ejército”

“….Para hacer justicia, ya están reestructurándose el poder judicial y los cuerpos de seguridad. Tratar de hacerla por su cuenta es prestarse a abusos, a injusticias y a intensificar la violencia, sobre todo, entre pobladores del campo. Por esta misma razón, NO APRUEBO EL ASESINATO REALIZADO POR LAS FPL de 11 campesinos con el pretexto de que eran miembros de ORDEN.

Quinto mito “Monseñor Romero era comunista”

La información que Monseñor Romero recibía era sesgada por María Julia Martínez de Tutela Legal del Arzobispado, sin embargo el se las ingeniaba para investigar .

“…..Oigan la aclaración: primero ‘La Iglesia’ condena el marxismo comunista que por ideología y práctica revolucionaria niega a Dios y niega todo valor espiritual, calificándolos de alienante, el comunismo no admite esta reunión que estamos haciendo en la Iglesia, la llaman alienante, opio del pueblo, dormidera, para que los hombres no protesten; pero ya veremos cómo no es cierto, para fundamentarla toda sobre la materia, es eminentemente materialista el comunismo, mientras que la Iglesia es eminentemente espiritualista.

El comunismo ‘explota las diferencias de clases en la sociedad para provocar la lucha y usa al hombre como puro medio para lograr un poder político conforme a su ideología’. Esta es una síntesis de lo que es el comunismo…”

Homilía de Monseñor Oscar Arnulfo Romero del 22 de mayo de 1977 titulada “La violencia que enluta al país”.

“El cristiano sabe que por más que trabajemos el bienestar de esta tierra, siempre será provisorio, peregrino, misionero, de paso, pero que hay que trabajarlo. Pero, que la consumación no la hemos de esperar en esta tierra, sino en la eternidad, donde el Reino de Dios esté perfecto. Esa perspectiva de la salvación eterna, del Reino de Dios consumado en la gloria, esa Iglesia de brazos tendidos hacia adelante, esa Iglesia de mirada puesta en el cielo, ésa es la escatología, es la Iglesia escatológica.

….Por eso, la Iglesia no puede ser cómplice de ninguna ideología que trate de crear, ya en esta tierra, el reino donde los hombres sean completamente felices. De allí que la Iglesia no puede ser comunista.

….También aquí el comunismo nos acusó falsamente cuando nos dijo que nosotros predicábamos el opio del pueblo y que predicando a los hombres un reino del más allá, le quitamos la garra para luchar en esta tierra. ¿Quién sabe quién pone más garra a los hombres, si el comunismo o la Iglesia?…”

Corolario

Por ello, lo que Monseñor Jesús Delgado dijo en una entrevista del 12 de febrero de 2015:

“La izquierda que se apoyaba en Mons. Romero, se apoyaba en él para sus fines, lo amenazaron de muerte porque bendijo, dicen ellos, el golpe de Estado y la reforma agraria que proponía el golpe de estado en 1979”. Por ello, “le declararon amante del reformismo y no de la revolución y LE DECLARARON LA PENA DE MUERTE”, expresó.

En esta situación, “la Navidad de 1979 la vivió bajo el miedo de los fuegos que lo amenazaban por parte de la derecha y la izquierda”. “Fue asesinado el 24 de marzo y yo siempre digo que CUALQUEIRA DE LOS DOS podía haberle matado, tanto la izquierda como la derecha.

Le tenían odio por una u otra razón.

Explicó que “el problema es delicado porque la izquierda lo tomó como bandera de batalla. Dijeron: ‘nuestro es San Romero’. Y ya ven cómo lo usan porque ellos son los que lo arrastraron con él y lo ideologizaron, lo manipularon, los jesuitas lo manipularon, la izquierda lo manipuló, era un hombre que perdió su libertad….

Comments are closed.