Tensas las relaciones entre México y España

0
462

México, México.- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, planteó una «pausa» en las relaciones con España, que manifestó su «sorpresa» frente a esta sugerencia alentada por fricciones entre el mandatario y empresas españolas.

«La pausa es: vamos a darnos tiempo para respetarnos y que no nos vean como tierra de conquista. Sí queremos tener buenas relaciones con todos los gobiernos (…), pero no queremos que nos roben», dijo el mandatario izquierdista este miércoles en su conferencia matutina.00:0901:21

López Obrador aclaró, sin embargo, que esto no significa una ruptura diplomática o un retiro de embajadores. «No, no, para nada, es nada más irnos despacio, nos conviene una pausa, un tiempo».

Desde Lyon (Francia), el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, expresó su «sorpresa» por esos comentarios.

«El gobierno de España no ha hecho ninguna acción que pueda justificar una declaración de este tipo», aseguró Albares, según declaraciones transmitidas a la prensa por su despacho.

La «pausa» reclamada por el presidente mexicano, informó el ministro español, «no tiene ninguna traducción oficial, ni se nos ha comunicado nada oficialmente de ningún tipo».

«Habría que preguntarle al presidente López Obrador qué es lo que ha querido decir», instó Albares.

El gobernante mexicano ya había adelantado que no se comunicaría de manera formal la necesidad de esta «pausa».

– Tensa relación –

Tras asegurar que «ahora no es buena la relación» con España, López Obrador arremetió una vez más contra firmas españolas como Repsol e Iberdrola, con inversiones en México en los sectores petrolero y eléctrico, respectivamente.

Las acusa de haber pagado en el pasado sobornos a cambio de contratos, con la complicidad de gobiernos de España y México.

«Era un contubernio arriba, una promiscuidad económica y política en la cúpula de los gobiernos de México y España (…). México llevaba la peor parte, nos saqueaban. Vale más darnos un tiempo, una pausa», insistió.

Pero el ministro español sostuvo que la de España y México «es una relación estratégica que va más allá de declaraciones verbales súbitas».

«Lejos de la pausa, de lo que estamos hablando es de un incremento de nuestras relaciones empresariales que los gobiernos, ambos gobiernos, debemos acompañar», añadió.

En particular, las críticas a Iberdrola se han intensificado en medio del trámite legislativo de una reforma impulsada por López Obrador, que prevé ampliar el control estatal en el sector eléctrico.

El proyecto plantea reservar al menos 54% de la producción de electricidad a la estatal CFE, contra el 38% actual y el 62% que detenta el sector privado, incluida Iberdrola.

España es el primer socio comercial europeo de México con un intercambio de cerca de 10.000 millones de euros anuales, según estimaciones oficiales de 2020.

Matizando sus declaraciones, López Obrador sostuvo que no se «se trata de pelearnos» y que su planteamiento era apenas «un comentario». ¿Ya no puedo hacer un comentario entonces?», expresó.

La cancillería mexicana no ha respondido a preguntas de la prensa, vía electrónica, sobre el alcance de las afirmaciones del mandatario.

Tras la llegada del líder izquierdista a la presidencia, en diciembre de 2018, las relaciones de México con España se han tensado además ante reclamos por la violencia ejercida durante el período de la conquista.

En marzo de 2019 el presidente dirigió una carta al rey Felipe VI demandándole que pidiera disculpas a México por la conquista, una solicitud que fue ignorada por Madrid.

México fue defensor de la República española y rompió relaciones con el gobierno de Francisco Franco en 1939. Se restablecieron hasta la muerte del dictador, en 1977. AFP