Sobreventa y boletos falsos y frustración de aliancistas, causas de la tragedia en el estadio Cuscatlán

0
421

Las autoridades salvadoreñas valoran que la sobreventa de boletos, entradas falsas, la inseguridad y aficionados del Alianza FC frustrados por quedar fuera pudieron provocar la noche de terror que el sábado dejó 12 muertos en el estadio Cuscatlán.

Además de los fallecidos, la tragedia dejó al menos 500 atenciones in situ por crisis de ansiedad, rasguños, lesiones y diferentes tipo de traumatismos. 88 personas fueron hospitalizadas y la mayoría ya fueron dadas de alta, confirmó Protección Civil.

El Instituto Nacional de los Deportes (Indes) anunció que otorgará una «ayuda económica» a las familias dolientes para solventar gastos fúnebres.

Los videos que se han difundido en redes sociales mostraron que las personas se agolparon frente a un portón que da ingreso al sector sur del estadio y que había sido cerrado por las autoridades.

Los aficionados frustrados por no poder ingresar al cotejo entre Alianza y FAS, por los cuartos de final del torneo Clausura, derribaron el portón y se produjo la avalancha humana. En ese punto se registró la mayoría de fallecidos y lesionados.

Uno de los detonantes del incidente, según el director de Protección Civil, Luis Alonso Amaya, fue que los encargados del evento «no tuvieron el control estricto», a pesar que habían cientos de policías dentro y fuera del Coloso de Monserrat y además los aficionados del Alianza mostraron una actitud «muy reprochable» que al final «ha desencadenado» el percance.

La alerta se encendió cuando habían transcurrido 10 minutos del encuentro. Minutos después los aficionados invadieron la cancha.

«Nada justifica la violencia, estamos claros que las personas tienen derecho a reclamar (…) por la compra que habían hecho, pero nada justifica la violencia y menos los hechos que ayer se suscitaron», aseguró Amaya.

Tras el incidente en el estadio, Nayib Bukele dijo que «todos serán investigados: equipos, directivos, estadio, boletería, liga (Mayor), Federación».

Advirtió que «sean quiénes sean los culpables, no quedarán en la impunidad».

El coordinador de la Comisión de Seguridad de la Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut), Henry Orellana, adelantó que realizan «diligencias para tratar de entender que pasó».

A la investigación se sumará la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) con el fin de «esclarecer lo sucedido.

Las autoridades tanto de la Policía como de Protección Civil mencionaron que hubo denuncias de sobreventa de entradas, boletos falsos y también problemas en los «los lectores QR de la boletería».

La sobreventa en el mercado negro también «es una práctica insana» que se ha desarrollado no solo en el encuentro del sábado, aseguró Amaya.

El Instituto de los Deportes adelantó que trabajará en «una propuesta de ley para penar fuertemente la venta de boletos falsos y regular la reventa de entradas».