Silva Ávalos no se presenta a juicio y tiene “dudas sobre la limpieza de este proceso”

0
677
Héctor Silva Ávalos se negó a comparecer a la audiencia de conciliación señalada para este día por el  juzgado de Santa Tecla donde enfrenta una demanda de difamación y calumnia por el empresario Enrique Rais, por lo que el juicio pasará a la etapa de aportación de pruebas.
Silva es procesado a raíz de una denuncia que interpuso en su contra Enrique Rais, quien dijo sentirse ofendido después que la revista Factum, de la que es copropietario Silva Ávalos y donde este aseguró que aviones propiedad de Rais habían sido retenidos por orden de un shérif en el condado de Martin, en la Florida, por asuntos asociados al tráfico de drogas.
Las autoridades de la localidad dijeron que se trató de una denuncia anónima y negaron que las naves estuvieran detenidas.
La investigación no prosperó y las aeronaves fueron devueltas a su propietario, por lo que este optó por denunciar legalmente a Silva acusándolo de difamación y calumnia.
 Los abogados dijeron no estar de acuerdo con que se utilice la libre expresión y la libertad de prensa para montar “farsas mediáticas”.
Silva trató de eludir su responsabilidad asegurando que había “ofrecido” una entrevista de prensa al empresario pero explicó que lo que se imponía era la publicación de una respuesta enviada a la revista mencionada, a lo que Silva se negó reiteradamente. “Nosotros estamos interesados en la publicación de una respuesta, cuyo derecho está determinado en la ley” dijeron  los abogados que representan al empresario ” y no en una entrevista de prensa con ellos”, explicaron.
Silva había adelantado en su cuenta de twitter que no asistiría a la audiencia a sabiendas de que Rais ha rechazado cualquier posibilidad de conciliación. La próxima audiencia del Juzgado de Santa Tecla está señalada para fines de octubre, cuando se decidirá si el infractor va o no a juicio.
El periodista Silvafue más allá al cuestionar las acciones del juez del caso, señalando que este “volvió a dilatar la audiencia conciliatoria” en su contra, escribiendo un trino en el que dice también que tiene “muchas dudas sobre la limpieza de este proceso”.