Sepultan en secreto a víctimas del rio Bravo

0
1199

Los cadáveres del salvadoreño Oscar Martínez y su hijita Valeria, quienes se ahogaron hace una semana en el río Bravo de México, en su intento por llegar a los Estados Unidos, fueron fueron sepultados en la Bermeja luego de ser repatriados ayer a El Salvador.

En medio de medidas de extrema seguridad y casi en secreto, las víctimas fueron llevadas por una entrada auxiliar del cementerio la Bermeja donde recibieron cristiana sepultura. Elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) evitaron el acceso de periodistas que esperaban desde tempranas horas y que buscaban cubrir los pormenores del sepelio.

Oscar y su hijita de 23 meses de edad fallecieron el domingo 23 de junio en el río Bravo, en el estado de Tamaulipas, México,donde fueron arrastrado por las aguas del cuando pretendían llegar de manera ilegal a Estados Unidos. Junto con ellos iban la esposa y madre de las víctimas, Vanessa Ávalos, y otro salvadoreño, quienes sobrevivieron a la tragedia y fueron rescatados por las autoridades migratorias. Ambos retornaron el viernes, vía aérea, acompañados de funcionarios del consulado salvadoreño en México.

Sobre la muerte del salvadoreño Óscar Martínez y su hija Valeria cuando trataban de cruzar el río Bravo, Bukele expresó que es una gran tragedia y que se tienen que resolver los problemas que obligan a la gente a emigrar. “La gente se arriesga a cruzar tres fronteras porque se siente más segura que quedándose. Necesitamos hacer un país más próspero. La mejor forma de evitar la migración es crear trabajos. El enfoque correcto es ayudarnos a crear medio millón de empleos”, aseguró el presidente.