Se cumple cuarto día de paro de transporte en El Salvador

0
943

El vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, confirmó a periodistas que el gobierno incrementó el número de soldados en las calles y municipios vecinos para proteger a la población y a las unidades del transporte que siguen trabajando.

En conferencia de prensa, las autoridades de Seguridad Pública y del transporte anunciaron que a partir del jueves los autobuses serán custodiados por policías y soldados hasta que el servicio se normalice.

“El gobierno les ha ofrecido el acompañamiento en los diferentes recorridos y el acompañamiento en las unidades del transporte a partir del día de mañana”, dijo el viceministro de Transporte, Nelson García. “A partir de esta disposición no existen excusas para no salir, así que esperamos que el día de mañana se vaya normalizando la irregularidad en el transporte. Esperamos ya en la mañana ver un cambio”.

073015-h100-bus

Por su parte, los empresarios contestaron al viceministro García: “Lamentablemente esperamos una comunicación de los pandilleros para poder normalizar el servicio debido a que el Gobierno no da garantías de seguridad”, dijo Robert Soriano, representante de ATP.

Si bien las gremiales no han informado sobre la existencia de algún comunicado de los pandilleros en el cual se les amenazó para que no salieran a laborar desde el lunes pasado, hoy esperan uno que les autorice el retornar a brindar el esencial servicio.

073015-tanquetas

En el cuarto día del sabotaje al transporte, han salido a la calle más de 6.000 soldados y suboficiales que participan en las fuerzas de tareas conjuntas de seguridad patrullan con la policía. Van vestidos con ropas camufladas y armados con fusiles M16, reforzados por vehículos militares Humvee equipados con armas de gran calibre.

Sin embargo, a pesar de ello el caos es notorio en los sectores más populosos en la periferia de la capital y muchas personas han tenido que, por cuarto día, caminar grandes trechos para llegar a sus destinos.

El comisionado presidencial para la seguridad, Hato Hasbún, informó en una entrevista el miércoles que habían ya 142 rutas de autobuses que no estaban trabajando y de estas, 67 prestan el servicio en el área metropolitana de San Salvador.

El gobierno ha tratado de manejar la información a través del viceministro García, quien aseguró que de los 10.600 autobuses que operan a nivel nacional, solo 1.000 han parado el servicio, sin embargo, los empresarios del transporte aseguran que más del 90% del transporte de pasajeros está paralizado.

Al hacer una evaluación de la situación, el empresario del transporte Genaro Ramírez dijo a periodistas que el problema podría agravarse debido a que las amenazas de las pandillas continúan.