Rompimiento entre Arabia Saudita e Irán afectará al petróleo

0
1044

Los precios del petróleo pueden padecer mayores efectos de volatilidad tras el rompimiento de las relaciones diplomáricas entre Arabia Saudita e Irán.

En 2015, los precios del petróleo cayeron 35% a niveles no vistos desde la crisis financiera global. En su primera jornada del año nuevo, el barril que cotiza en Nueva York se vendió en 37.22 dólares.

Los dos países han tenido desacuerdos desde hace mucho tiempo, pero la ejecución por parte de Arabia Saudita del clérigo chiíta Nimr al-Nimr el sábado pasado inició una nueva ronda de discusiones que marca un cambio peligroso en una región de por sí volátil.

Al-Nimr era un ferviente disidente contra la familia real musulmana sunita saudí y pidió su destitución durante los levantamientos de la Primavera Árabe en 2011. Después de su ejecución, la embajada saudí en la ciudad predominantemente chiíta de Teherán fue atacada.

Tanto Irán como Arabia Saudita son dos de los principales países productores de petróleo, y miembros fundadores de la OPEP.

Las tensiones geopolíticas en Medio Oriente generalmente provocan que los precios se disparen a medida que los operadores se preocupan por las interrupciones de suministro. Pero en este caso, tanto Irán como Arabia Saudita probablemente seguirán bombeando petróleo a un ritmo vertiginoso, contribuyendo al exceso de oferta global que ha mantenido los precios a niveles muy bajos en los últimos meses.

La OPEP, el jugador más grande en el mercado petrolero, está avanzando a toda marcha, al negarse a reducir la producción para elevar los precios. El cártel liderado por Arabia Saudita está tratando de presionar fuera del mercado a los productores de mayor costo en Estados Unidos y en otros lugares.

La producción petrolera de Irán siempre ha estado refrenada por las sanciones, pero el país está ansioso por elevar su producción. Prevé un incremento de la producción en hasta 1.5 millones de barriles diarios en 2016.

 
CNNExpansión