Rector de la UCA: Políticas de seguridad de Bukele llevan a repetir acciones del pasado

0
575

Radio YSUCA.- El rector de la UCA opina que las personas capturadas merecen oportunidades de rehabilitación y no una condena de por vida, la cual está prohibida por la Constitución salvadoreña.

La reflexión del padre Andreu Oliva es que la seguridad pública está permitiendo al gobierno capitalizar el apoyo popular.

La seguridad pública ha sido durante años el principal problema del país, señala el rector de la UCA, el sacerdote jesuita Andreu Oliva. A través de las encuestas se ha podido constatar que este problema preocupa a buena parte de la población.

Sndreu enfatizó en que las actuales políticas de seguridad han llevado a repetir acciones del pasado, como la represión de los cuerpos de seguridad.

La reflexión del padre Andreu Oliva es que la seguridad pública está permitiendo al gobierno capitalizar el apoyo popular.

ación.

Sin embargo, esto no quiere decir, dijo Oliva, dejar de lado otros problemas como el económico, la salud, las condiciones de vivienda y la educación, que son tan importantes abordar para lograr la equidad y el bienestar de la población.

El rector de la UCA enfatizó en que las actuales políticas de seguridad han llevado a repetir acciones del pasado, como la represión de los cuerpos de seguridad.

En cuanto a la construcción del penal, el rector de la UCA dijo no entender por qué la construcción de ese centro ha tenido que impedir la construcción de escuelas públicas o hospitales como el de Nejapa y el nuevo hospital Rosales, que tienen financiamiento desde el 2018.

Agregó que es una lástima que un gobierno sienta mucha satisfacción en inaugurar una cárcel y deje de lado la construcción de escuelas y hospitales. Además, lamentó que durante la presentación del penal no se hablara nada sobre la rehabilitación de los delincuentes, el enfoque está en lo punitivo

El rector de la UCA opina que las personas capturadas merecen oportunidades de rehabilitación y no una condena de por vida, la cual está prohibida por la Constitución salvadoreña.

La reflexión del padre Andreu Oliva es que la seguridad pública está permitiendo al gobierno capitalizar el apoyo popular.