El Salvador inauguró Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2023

0
382

Con una fiesta de DJ que se vio en dificultades para arrancar emociones en el público, instalaciones concluidas a medias y un deseo manifiesto del gobierno por mostrar un país con un nuevo rostro tras el pasado reciente de violencia delictiva desbordada, El Salvador inauguró el viernes los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

La víspera, lluvias torrenciales complicaron aun más los apresurados preparativos para llevar a cabo los Juegos. El viernes por la mañana, se aplazaron tres competiciones que repartirían medallas en el levantamiento de pesas, ante una catarata de agua presentada en redes que mostraba la aparente incapacidad de concluir la sede a tiempo por la tormenta que se abatió durante horas sobre la ciudad de San Salvador.

Sin embargo, el presidente Nayib Bukele habló sonriente en la ceremonia inaugural y aseveró que El Salvador había logrado el objetivo.

“Raspados, pero llegamos. Tuvimos que superar toda clase de dificultades, hasta el clima”, dijo el mandatario en un mensaje, posterior al desfile de las 37 delegaciones participantes al compás de la música del DJ estadounidense Marshmello, un músico apenas conocido por los salvadoreños y que según fuentes de oposición al gobierno, cobró $400 mil por «media hora de poner discos».

El Salvador realiza los Juegos Centroamericanos por tercera ocasión en la historia. Las dos anteriores fueron en 1935 y 2002.

La nación dispuso de más de dos años para los preparativos. Panamá era la sede original de las justas regionales que debían realizarse originalmente en 2022, pero en plena pandemia renunció a la sede, que quedó en manos de San Salvador.

“Llegar hasta aquí al inicio de estos juegos no ha sido fácil… lamentablemente se quedaron sin hogar y la sede que estaba tuvo que declinar por la pandemia. Cuando la sede declinó nosotros vimos una oportunidad, bueno, varias oportunidades”, recalcó Bukele. “Vimos la oportunidad de salvar estos juegos y garantizar que miles de atletas pudieran brillar y conseguir su sueño de participar en un evento deportivo de este nivel».

“También vimos la oportunidad de mostrar lo mucho que hemos avanzado como país en tan poco tiempo. Lo que normalmente se hace en seis años, que es lo que se da para preparar estos juegos. Nosotros lo hicimos en año y medio”

Una de las preocupaciones al discutir el otorgamiento la sede a El Salvador apuntaba a los altos índices de violencia criminal que se habían registrado recientemente en el país.

Recién en 2015, la nación centroamericana registró una tasa de 106 homicidios por cada 100.00 habitantes.

Desde marzo de 2022 el gobierno salvadoreño puso en vigencia sus llamadas políticas de “mano dura” para combatir a las pandillas a las que responsabilizaba de la mayoría de los crímenes en el país. La construcción de una gran prisión de alta seguridad y la detención de más de 69.000 presuntos pandilleros en 15 meses ha generado duras críticas en materia de derechos humanos.

Pero los índices de criminalidad han bajado considerablemente. Según registros oficiales, en todo lo que va del año El Salvador registra 92 muertes violentas, incluidas las de 19 supuestos pandilleros que fallecieron en supuestos enfrentamientos con policías y la fuerzas armadas.

Y Bukele no desperdició la oportunidad de lanzar críticas a quienes dudaron de El Salvador en 2021, cuando se le otorgó la sede de emergencia y a quienes cuestionan la situación del respeto a las libertades en el país.

“Dicen que vivimos en una dictadura. Quiero aprovechar, ya que tenemos más de 300 medios internacionales en este país el día de hoy, para que salgan a la calle y le pregunten a la gente al azar en la calle que están en el mercado caminando sola hacia un bus. Pregunten a los pasajeros del bus o de un restaurante, pregunten a los comensales, a los meseros. Pregúntenle a quien quiera. Aquí en El Salvador. Pueden ir a cualquier lugar. Es totalmente seguro”, afirmó.

“Pueden entrar a cualquier comodidad, a cualquier barrio… a la hora que quieran. Cuando termine este evento, pueden ir sin problemas. No les va a pasar nada. Nadie los va a detener”.

Tras el ingreso de las delegaciones, aparecieron los artistas que interpretaron el tema oficial de los juegos, se trata de la costarricense Leena Bae, el guatemalteco Sebas Bárcenas, la hondureña Mayki Graff, y el salvadoreño Zaki.