RAI prohíbe a sus presentadoras llevar escotes y ropa ceñida

0
1238

Ni escotes, ni vestidos ajustados, ni blusas ni minifaldas. La televisión pública italiana, la RAI, ha cambiado de dirección y con ella ha cambiado también su código de vestuario para las presentadoras, que no para los presentadores.

060316-rai

La nueva mandataria del ente, Daria Bignardi, ha enviado una circular interna en la que establece las normas que a partir de ahora deberán seguir sus rostros femeninos: nada de vestidos de tubo ni ceñidos, menos si son de color negro; nada de escotes y nada de faldas cortas.

Tampoco se podrá vestir de color marrón o morado ni utilizar joyas de grandes dimensiones o pendientes de aro. Los nuevos responsables de la cadena pública quieren una imagen más recatada y natural, menos provocativa, por eso decidieron reunir a los responsables del equipo de maquillaje y estilismo de la cadena y consensuar las nuevas normas de estilo.

Después las comunicaron a sus empleadas y empleados quienes, por otra parte, sólo se verán censurados a la hora de ponerse chaquetas de cuadros.

La polémica por los códigos de vestuario de los trabajadores ha cobrado relevancia en las últimas semanas y no sólo en el ámbito de la televisión.

Hace unas semanas el caso de Nicola Thorp provocó una auténtica revolución contra los tacones en los lugares de trabajo en Reino Unido.

La mujer llegó a su primer día de trabajo en las oficinas de PwC en Londres con zapatos planos y le dijeron que el código de vestimenta le exigía llevar tacones de cinco a 10 centímetros.Thorp se reveló y fue enviada a casa por sus superiores.

Este hecho provocó que Nicola lanzase una petición parlamentaria para conseguir que se estableciera como “ilegal” que una compañía fuerce a sus trabajadoras a llevar tacones.

En algunos sectores más que en otros es habitual que las empresas especifiquen que los empleados deben dar una “imagen cuidada y aseada”.

La controversia se produce cuando hay que delimitar qué se considera imagen cuidada y a partir de qué punto se trasciende esa marca.