Queman vivo a alcalde en Guatemala

0
577

Al ser encontrado el presunto culpable, los vecinos lo golpearon brutalmente y después lo rociaron de gasolina y lo quemaron vivo.

El alcalde del municipio de Concepción, Sololá, al oeste de la capital de Guatemala, Basilio Juracán, fue asesinado por una turba enardecida de vecinos que responsabilizó al funcionario de un ataque a tiros a un político rival.

Según investigaciones el problema surgió cuando el excandidato a la alcaldía del municipio antes mencionado, Lorenzo Sequec, viajaba en una carretera rumbo a Concepción. Durante su trayecto una camioneta le dio alcance y rebasó el automóvil de Sequec, misma que le impidió el paso y disparó en repetidas ocasiones sobre el auto del excandidato. El resultado del incidente fue de dos adolescentes muertas y cinco heridos, entre ellos Sequec.

La rivalidad de los políticos creció cuando Sequec, candidato perdedor por la alcaldía, acusó a Juracán de negocios turbios en su administración y pidió que fuera investigado.

Tras esta acusación y como antecedente, vecinos responsabilizaron a Basilio Juracán del atentado, la gente se organizó y busco al alcalde, al no encontrarlo quemó tres de sus casas y dos automóviles del funcionario. También bloquearon puntos de acceso para impedir el acceso a las autoridades.

Al ser encontrado el presunto culpable (Basilio Juracán), los vecinos lo golpearon brutalmente y después lo rociaron de gasolina y lo quemaron vivo. Durante la agresión, un hijo de Juracán también resultó herido con un machete.

Cabe señalar que la impunidad en Guatemala ha favorecido a los linchamientos, ya que dicha actividad se ha convertido en una práctica común y sin castigo. Un estudio de la organización humanitaria Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) reveló que desde el 2008 y hasta el 2014, se han contabilizado mil 221 linchamientos; el mismo organismo menciona que la población ha decidido tomar justicia por su propia mano ante la incapacidad de las autoridades de cumplir con su obligación.