Presidente y ejecutivos del Alianza FC y EDESSA arrestados por estampida mortal en el Cuscatlán

Los organizadores, ‘al agotar las entradas disponibles para el encuentro deportivo, decidieron comercializar ilegalmente boletos emitidos para encuentros anteriores’, precisan las autoridades

0
447

El presidente del Alianza de El Salvador, Pedro Hernández, dos directivos del club y dos responsables del estadio Cuscatlán fueron detenidos y acusados de homicidio culposo, lesiones culposas y estragos públicos tras la estampida que dejo 12 muertos el sábado en el estadio Cuscatlán.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó el jueves en su cuenta de Twitter que además de Pedro Hernández, presidente del Alianz FC, la policía también capturó a Edwin Abarca Ventura, gerente de Seguridad, Zoila Córdova, gerente Financiera. Además fue capturado Reynaldo Avelar, gerente general de EDESSA, empresa dueña del estadio Cuscatlán, y a Samuel García Montano, encargado de las llaves del estadio, empleado de EDESSA.

Los detenidos serán presentados en los próximos días ante los tribunales de justicia para ser procesados penalmente por los delitos de homicidio culposo, lesiones culposas y estragos públicos.

La tragedia ocurrió el sábado por la noche, pocos minutos después de iniciado el partido de vuelta entre Alianza y FAS por los cuartos de final de la liga.

Según las autoridades y declaraciones de testigos, cientos de aficionados enfurecieron cuando no se les dejó ingresar al inmueble a pesar de tener boletos. Luego, comenzaron a empujar hasta derribar un portón, causando la estampida.

La FGR aseguró que los organizadores vendieron más boletos de manera ilegal. “Al agotar las entradas disponibles para el encuentro deportivo, decidieron comercializar ilegalmente boletos emitidos para encuentros anteriores”, aseguró un vocero.