Presidente electo de Guatemala dió su primera entrevista

0
367

Bernardo Arévalo ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Guatemala con una bandera central de lucha contra la corrupción. Durante su primera entrevista uno a uno con un medio internacional, Arévalo le dijo a Fernando del Rincón en CNN en Español que «el pueblo de Guatemala ha hablado muy claro». Y añadió: «No son solo los números, sino lo que sucedió anoche (domingo) en las calles y las plazas con la expresión popular de júbilo y celebración».

Arévalo obtuvo el 58,01% de los votos en la elección para el sucesor en el cargo que ocupa actualmente Alejandro Giammattei, derrotando a Sandra Torres, exesposa del fallecido presidente Álvaro Colom, y quien había puesto el eje de su campaña en la seguridad. El comité ejecutivo del partido de Torres, Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), cuestionó los resultados de la segunda vuelta.

Ante la pregunta por el silencio de su rival, Arévalo le dijo a Fernando del Rincón que su victoria no es únicamente propia ni exclusiva del partido Semilla: «Es el pueblo el que encuentra una solución a su situación (…) Celebraron con la bandera de Guatemala, no con la de un partido». Y añadió que el pueblo de su país siente «que se está liberando». Arévalo ya ha recibido la felicitación de numerosos líderes mundiales e incluso del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei. Sin embargo, su rival Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza, UNE, no se ha pronunciado.

El fiscal especial contra la impunidad de Guatemala, Rafael Curruchiche, anticipó antes de la segunda vuelta de la elección presidencial que luego de los comicios podrían darse detenciones por las supuestas inconsistencias en la inscripción del Movimiento Semilla. Arévalo, líder de ese partido, dijo en la entrevista que confía que el amplio triunfo electoral lleve a las instituciones como el Ministerio Público a reconsiderar sus actuaciones.

¿Cómo enfrentará Bernardo Arévalo la judicialización contra el Movimiento Semilla? 3:42

Sobre lo que Arévalo llamó «un sistema corrupto que está intentando judicializar y perseguir a Semilla y otros actores», dijo que ahora se enfrenta a una ciudadanía que «quiere que se respeten los procesos democráticos, en este caso el procesos electoral». En ese sentido destacó que «con este cambio de la correlación de fuerzas vendrá un reacomodo» y «hay un escenario de cambio que creo que es el que tenemos que fomentar».

Por eso, explicó, su gobierno buscará que a partir de consensos sociales se empiecen a articular las políticas públicas. «Lo que aspiramos es que, cuando terminemos este gobierno, dejemos cuatro pilares: un gran pacto nacional de educación, un gran pacto nacional de salud, un gran pacto nacional de medio ambiente y un gran pacto nacional de desarrollo», dijo.

Del Rincón a Arévalo: ¿Me va a seguir dando entrevistas cuando sea presidente? 2:01

Arévalo divulgó su plan con diez medidas que serían implementadas para el combate a la corrupción, entre las que destaca la creación de un “Gabinete Específico Anticorrupción”, a cargo de formular propuestas para reformar leyes y acuerdos a fin de potenciar la transparencia.

Las reformas incluirán la “muerte civil” a fin de que las personas que sean condenadas por actos de corrupción sean inhabilitadas para ejercer cargos públicos.

Además, la creación de la Comisión de Vigilancia Anticorrupción estaría integrada por funcionarios públicos y miembros de la Sociedad civil cuya función será la recomendar acciones para el cumplimiento de la ley de acceso a la información, compras o contrataciones.

«Tío Bernie», como lo llaman con cariño sus seguidores, dice que desde el Ejecutivo impulsará acciones para evitar que se mal utilicen los fondos públicos.

La sorpresa de Arévalo

Bernardo Arévalo celebra los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en la Ciudad de Guatemala, el 20 de agosto de 2023. (Crédito: LUIS ACOSTA/AFP via Getty Images)

Arévalo, un diplomático de 64 años, no empezó como favorito en las encuestas. Su paso a la segunda ronda, contra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza, fue una sorpresa para muchos. Había logrado apenas el 11,8% de los votos en primera vuelta.

Bernardo Arévalo  nació en Montevideo, Uruguay, durante el exilio de sus padres y regresó a Guatemala en 2013. Fue viceministro de Relaciones Exteriores y embajador en España. Es hijo del presidente Juan José Arévalo (1945-1951).

Sobre el triunfo de Arévalo, el sociológo y analista Vaclav Masek Sánchez dijo a CNN que «es una combinación de factores que se han venido amalgamando en los último años». «Principalmente, el hartazgo generalizado de la población contra la clase política tradicional que ha estado en control del Estado durante la transición a la democracia de 1985», agregó.

«La sorpresa de Bernardo Arévalo ha puesto en shock al statu quo y por la vía de judicilialización electoral y penal han tratado de bloquear el proceso», dijo Edgar Gutiérrez, analista político y excanciller de Guatemala durante el Gobierno de Alfonso Portillo, en programa Mirador Mundial de CNN.

En campaña Arévalo, doctor en filosofía y licenciado en sociología,  dijo que para generar desarrollo para las grandes mayorías en Guatemala “lo más importante” es atender áreas como la salud, educación, infraestructura, entre otros.

Sin embargo, reiteró que “lo más urgente” es frenar la corrupción, porque de lo contrario las instituciones no harán un buen trabajo.

En materia de seguridad, Arévalo dice que se requieren de tres acciones puntuales y de manera inmediata: controlar los territorios, controlar las cárceles, y el uso de la inteligencia policial para la prevención de delitos y desbaratar las bandas criminales antes de que se fortalezcan.

El candidato del partido Movimiento Semilla dice que su plan responde a los problemas de Guatemala y prefiere no compararlo con las medidas de seguridad que implementa en El Salvador, el presidente Nayib Bukele, cuya visión compartía la rival de Arévalo en la contienda, Sandra Torres.

Con información de CNN