Presidente de Guatemala arremete contra sus detractores

0
931

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, compareció este lunes ante decenas de periodistas con una hora de atraso a una conferencia de prensa en la que cuestionó las evidencias presentadas por la Fiscal Thelma Aldana y la CICIG, al Congreso nacional a fin de que este órgano del Estado le retire la inmunidad constitucional que posee.

El mandatario hizo énfasis en el hecho de que la cicig fue la misma entidad internacional que con anterioridad cuestionó a la actual Fiscal General, Thelma Aldana.

Pérez Molina contestó las preguntas que los periodistas le hicieron sobre su relación con Estuardo González, alías “Eco”, en cuyas oficinas y residencia se encontraron documentos que demuestran la cercanía entre el mandatario y la estructura de defraudación aduanera a la cual pertenece González.

En una repregunta, y sin mencionar su nombre, el mandatario aceptó que quizá se reunió una o dos veces con alias “Eco” y que “si estuvo aquí” fue para “ofrecer algunos servicios sobre unas empresas que él tenía”.

Pérez Molina negó que existiera un reporte, presentado como evidencia por el MP y la CICIG, y que hubiera sido emitido por González para justificar la tercerización de la recaudación de impuestos, como parte de un plan para “legalizar” las operaciones de “La Línea”.

El gobernante aceptó como suya la llamada telefónica que la CICIG presentó, donde se escucha que da instrucciones sobre el cambio del jefe de recursos humanos de la SAT, el mandatario negó que haya impuesto a que persona poner.

“Reconozco que hice la llamada telefónica, pero no impongo a ninguna persona como jefe de recursos humanos, no es imposición de mi parte y menos para favorecer, lo hice porque estaba preocupado por la falta de recaudación, por los problemas que se venía dando”, dijo el mandatario.

Pérez Molina dijo que quería una intervención, pero el directorio le recomendó que no era apropiado por ser entidad autónoma. “Tuvimos que poner control doble”.

“Errores se pudieron haber cometido al hacer los nombramientos, pero trate de ser lo más cuidadoso”, agregó.

El gobernante se dedicó a  señalar falta de honestidad  de sus detractores asegurando que Dionisio Gutiérrez, quien en un comunicado demandó la renuncia de Otto Pérez, era una de esas personas que “se quieren vestir de blanco” asegurando que Gutiérrez enfrenta señalamientos por llevar una doble contabilidad en sus empresas y evadir impuestos.

El gobernante destacó que la Cicig presentó denuncias contra la Fiscal hace cinco años para evitar que esta fuera electa magistrada de la Corte Suprema de Justicia.

“Lo que hoy vemos, quiere decir que la Cicig estaba equivocada en ese momento, o qué fue lo que pasó, también ha habido errores de la Cicig… Hay otros donde se implantaron pruebas y testigos protegidos, además de colaboradores eficaces y presentaron pruebas que les habían dicho que decir” sentenció el mandatario.

Sobre el trabajo de la Comisión Pesquisidora del Congreso de la República, durante el fin de semana, el mandatario calificó de incorrectas, apresuradas y de show político, las decisiones de la Comisión.

El gobernante aseguró que estaba listo para presentarse al Congreso y dar sus argumentos, sin embargo asegura está tranquilo ante los señalamientos.

“Si a alguien le ha dolido todo este proceso es a mi persona, he visto la forma de expresión de muchos guatemaltecos y me hubiera gustado tener el tiempo de sentarme con cada uno de ellos y explicarles la situación, que es humillante y que jamás en mi vida pensé en enfrentar”, afirmó.

“Estoy dispuesto a afrontar estos procesos y estoy dispuesto a enfrentarlos con la cara levantada”, agregó.

Pérez Molina negó haber tenido reuniones con miembros del partido Libertad Democrática Renovada (Líder) para pedirles apoyo y que no le retiren la inmunidad, y afirmó que existen muchos intereses políticos pero la mayor preocupación de los partidos es que no haya elecciones.

“Aquí lo único que prevalece en política son intereses no solo de Líder,(partido de opsición) algunos tiene preocupación que si se da una renuncia se pueda afectar las elecciones, lo hemos escuchado pero nadie lo dice, lo que les interesa” detalló el mandatario.

El mandatario empezó su alocución al decir que la “situación del país es delicada y complicada” e hizo un llamado a respetar los debidos procesos.

“Un llamado a todos los guatemaltecos para que a pesar del sentimiento que tenemos, hagamos privilegiar que los procesos caminen como debe ser, que las elecciones se lleven a cabo”, agregó.

De la misma forma dijo que respeta a la iglesia evangélica y católica, y que agradece las cadenas de oración que han hecho para que Guatemala salga adelante.