“Píquele a las Yinitas”, señor Presidente

2
940

Por Ronald Castro.-

Sin duda la percepción de su gobierno es variopinta en un país en donde nos dividimos irremediablemente entre terengos y arenazis; sin embargo me gusta pensar que habemos algunos libres de fanatismos políticos, que nos consideramos principalmente salvadoreños.

Reconozco que algunas cosas buenas han pasado, el FOMILENIO II es sin duda la mejor noticia de su primer año de gobierno, me parece que las cosas están caminando bien en la cartera de turismo, pero parece que al igual que Mauricio, Tony, Paco y sus antecesores, usted ya gasta una cantidad onerosa en echarse todas las flores que pueda, por lo que no necesita mi ayuda, en consecuencia me gustaría dedicar este espacio a tres áreas del quehacer del gobierno que me preocupan. Salud, Seguridad y Obras Públicas.

Después de un Presidente miedoso y arrodillado a las pandillas, que además pactó con ellas, mostrándoles el camino al acuerdo entre sí, pacto que nos llevó irremediablemente a más: extorsiones, muertos y desaparecidos; tenía la esperanza que el nuevo Presidente, por haber sido comandante y haber andado en las montañas, no le temblaría la mano para reprimir a los mareros……. Y los mareros nunca tuvieron más agosto que el presente mayo.

Tenemos temporada de caza de policías, el 40% de las PYMES pagando renta para que les permitan operar, más muertos que nunca, el poder judicial llegando al trabajo de particular por seguridad, la Alcaldía de San Salvador recogiendo la basura a la hora que las pandillas le dan permiso, las mujeres cambiándose el color del pelo porque las maras no las quieren rubias ni pelirrojas y unos funcionarios del ramo tomando decisiones desarticuladas.

Su presencia y liderazgo en esta área es nula y al pueblo le urge Salvador, que usted tome las riendas y empiece a resolver este problema.

La salud: el eterno problema del Estado Salvadoreño, siempre ha tenido problemas, que no alcanza la cobertura, que no hay medicinas o que los médicos quieren más dinero, siempre pensamos que en el ramo de la salud estábamos en el fondo, pero en este tiempo se ha demostrado que se puede seguir cayendo, porque prácticamente TODO, está peor que nunca.

Vemos tendaladas de gentes acostadas en el suelo en los hospitales, médicos desesperados que no pueden completar los tratamientos para curar a sus pacientes por la falta de las medicinas más básicas, a excepción de la acetaminofén, que en el sistema nacional, cura todo; sindicatos de médicos haciendo huelgas para que les compren las medicinas y para colmo, salas de operación inutilizables, en donde no sirven los aires acondicionados u hospitales sin ropa de cama limpia, siendo excelente caldo de cultivo para las bacterias que convierte los otrora centros de salud en trampas mortales.

¿Para donde puede correr la gente Presidente, si no le alcanza para un centro privado y no tiene sus conectes en Cuba?

El aplaudido ramo de Obras Públicas sigue teniendo su funcionario mejor evaluado, desde que destapó la corrupción del último gobierno de ARENA; perdón ese se lo saltó (han de haber sido cheros) y entregó la Diego de Holguín con un hermoso desfile en automóviles clásicos, en donde inició la edificación de un monumento a los combatientes o algo así, recogiendo un montón de llaves y dejando ya, por más de dos años unos muñecos tapados con plástico a la orilla de la carretera, que a la fecha son testimonio de la eficiencia del trabajo en el ramo.

Y por supuesto, no podemos dejar la joya de la corona de Obras Públicas: el SITRAMSS, que se ha pasado en construcción más del doble del tiempo que debía, pese al anuncio de que iniciaría en 2013; fue hasta 14 meses después que inició pruebas, por supuesto gratis y con ocasión de las últimas elecciones y, que todavía, tiene en construcción obras que debieron ser entregadas hace casi dos años, sin mencionar que facilitará la movilidad de unos a cambio de un incremento sustancial en sus gastos y en detrimento de otros, que impotentemente verán como su tiempo y combustible se desperdician en una trabazón “marca diablo”.

A cualquiera que se queja, que dice lo que está mal o que simplemente no apoya al gobierno, le sigue la descalificación; siempre el que levanta su voz es testaferro de ARENA, está ejecutando un plan desestabilizador y no quiere reconocer que este es el país de las maravillas, pero la verdad Presidente es que, sus grandes enemigos, los llamados oligarcas, no se atienden en el Bloom, no se suben al SITRAMSS y viven en donde los mareros no tienen acceso.

El pueblo más necesitado, ese pueblo del que hablaba Monseñor Romero ese mero, es el más fregado. Así que, éste no es asunto de derechas o izquierdas, aquí el pueblo está siendo vencido y le “urge” que sus empleados den resultados.

El problema es posiblemente, que ha llenado de orgánicos del FMLN las instituciones de gobierno y los puestos que quedaron se los ha dado a sus amigos; esto Presidente lo hace buen amigo y compañero, pero mal gobernante……

Todavía tiene cuatro años; por amor a Dios, por devoción a los tan mencionados “descalzos”, busque gente buena, nómbrela por idoneidad y como dicen en mi pueblo “píquele a las yinitas” Salvador, porque aquí, “URGE” su liderazgo.

Comments are closed.