Pignato espera ser absuelta en juicio por corrupción

0
2125
Imagen de archivo.

La exprimera dama Vanda Pignato (2009-2014) se mostró confiada ante periodistas en que será absuelta en el juicio que afronta junto al expresidente Mauricio Funes por enriquecimiento ilícito en cerca de un millón dólares.

“Yo estoy absolutamente tranquila, no existe ninguna prueba legal en contra mía y estoy segura que el día de la audiencia habrá justicia”, dijo Pignato en una conferencia de prensa.

Pignato, actual secretaria de Inclusión Social, Funes y un hijo de este afrontarán el próximo 17 de enero la audiencia probatoria, equivalente a un juicio en un proceso penal, misma que ha sido reprogramada en dos ocasiones.

La brasileña y militante del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), que llegó a El Salvador para injerir en el conflicto armado que costó decenas de miles de muertes por casi dos décadas, se negó a dar declaraciones sobre lo que Funes espera del proceso o si llegará al país, desde donde se esconde en Nicaragua, para presenciar la audiencia.

El exmandatario y Pignato fueron demandados por enriquecimiento ilícito acatando una resolución pronunciada por la Corte Suprema de Justicia en pleno, que encontró indicios de enriquecimiento ilícito por no justificar ingresos de más de unos 800.000 dólares.

El 9 de febrero pasado, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó a la Cámara de lo Civil iniciar un juicio contra Funes, “quién no declaró 520.629 dólares durante los 5 años que gobernó y otros 181.500 obtenidos después”, más otros indicios de riquezas no justificadas.

El pasado 6 de septiembre, el Gobierno de Nicaragua concedió asilo a Funes, a su compañera sentimental del momento, Ada Michell Guzmán Sigüenza (La Michy), y tres de sus hijos, entre los que se encuentra Diego Roberto Funes Cañas, también afronta el proceso.

Pignato está demandada en calidad de cónyuge, “por recibir 57.060 dólares con los que canceló seis cuentas; y el hijo del expresidente por 118.600 dólares, con los que presuntamente adquirió unos vehículos”, según la Fiscalía General de la República (FGR).

El expresidente y la exprimera dama también fueron salpicados recientemente por el escándalo de sobornos de la constructora Odebrecht en Brasil.

Según el diario brasileño Folha de Sao Paulo, Odebrecht afirmó ante la Justicia que una parte del dinero ilícito destinado al Partido de los Trabajadores (PT) se dedicó a la campaña presidencial de Funes.

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación, la compañía aseguró que la exprimera dama de El Salvador intermedió para conseguir 3,5 millones de reales (unos 1,5 millones de dólares) de dinero negro.

El dinero, según los delatores, fue otorgado por Odebrecht al publicista Joao Santana, quien comandó la campaña que llevó al poder a Funes en 2009.

Ambos señalados negaron haber recibido el dinero y el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) que llegó al poder por primera vez en el 2009 de la mano de Funes, dio su respaldo a Pignato a inicios de diciembre de 2016, interviniendo de manera negativa en el proceso judicial.