Obligatorio buscar acuerdos

0
787

Por Mauricio Eduardo Colorado.-

Ha pasado un año desde que el profesor Sànchez Cerèn asumió la presidencia, pero las encuestas, y en general los habitantes de la nación, no tienen una buena impresión de la situación económica, social ni política del país.

En lo económico, los números indican que el país no crece, en lo social, el crimen y las pandillas han fortalecido su accionar posiblemente como resultado de la mal concebida tregua y en lo político, estamos por entrar a una verdadera batalla campal, originada en la Asamblea Legislativa, debido al empate de fuerzas en esa institución estatal, seguida de la ya casi permanente confrontación entre la Sala de lo Constitucional y el órgano legislativo.

Por su parte el Ejecutivo, siempre dispuesto a imponer sus políticas socialistas, permanentemente confrontativas con la empresa privada y su brazo comunicacional, la ANEP.

En el sentido anterior, creemos -.por lo menos por ahora- que a menos que se haga un esfuerzo descomunal de parte de ambas fuerzas, el país permanecerá sumido en un oscurantismo fatal, que no tiene salida hacia una mejora de las condiciones económicas, sociales ni políticas que  mencionamos antes.

Surge entonces la pregunta de qué y cómo debemos proceder si deseamos sacar adelante  nuestro país. Creemos que aunque encontrar una solución inmediata y total, es una quimera de difícil realización, bien vale la pena intentar el esfuerzo de buscar la solución.

Por ahora, y como acto previo a la guerra social que se avecina, ambas partes, gobierno y empresa privada, deberían integrar una comisión que busque mecanismos de acercamiento de conceptos, que poco a poco, encuentren campos y sistemas que se puedan implementar y que beneficien a ambas partes.

Buscar una solución al problema del acoso de las maras a la población, es una necesidad que creemos no perjudica a ninguna de las partes, porque la solución, cualquiera que sea, si resulta efectiva, beneficiarà al pueblo, quien quedara agradecido y satisfecho con ambos.

La reactivación de la economía sería otro elemento que beneficiarà a privados y públicos, porque a una economía floreciente, se refleja en un fortalecimiento de las finanzas pùblicas, porque se perciben más impuestos. (Desde luego que deberá tomarse medidas paralelas como acciones concretas contra el despilfarro, y los gastos superfluos, para obtener un eficiente control de los gastos)

La sugerida comisión, debe tener el suficiente poder como para que sus decisiones o recomendaciones, tengan la posibilidad de hacerse efectivas, porque de lo contrario, el esfuerzo sería inútil. En todo caso, los salvadoreños, después de doce años de guerra, hemos aprendido de que hay guerras que se pueden terminar sin vencedores ni vencidos, y que se puede avanzar en el terreno sin necesidad de activar las armas para liquidar el adversario. Grande será El Salvador desde el momento que todos comprendamos que el país, aunque políticamente estè dividido por dos ideologías, es un solo territorio, una sola nación, y una sola población.