Muerto el rey… a quitar las fotos (el triste caso de Othón Sigfrido Reyes)

0
807

Apenas faltaban cinco minutos para que la comisión de instalación de la Asamblea Legislativa se reuniera para dar inicio a las negociaciones de la junta directiva del periodo 2015-2018, cuando manos diligentes se dedicaron a quitar de las paredes las fotografías de Othón Sigfrido Reyes Morales, el otrora miembro de la juventud comunista de El Salvador y ahora gran empresario en negocios del FMLN.

051315-puesto-el-reyes

Ahora, convertido en terrateniente, Sigfrido Reyes pasará a la historia como el funcionario más despilfarrador y arrogante de la izquierda y como el que más daño le hizo a su partido al que embadurnó con la pasta de la corrupción.

No se ha instalado la nueva Asamblea y ya sus mismos compañeros le ven de reojo porque no desean hacerlo de frente, como si no lo conocieran. La hora de Sigfrido llegó antes de lo que se esperaba y eso que la izquierda aún no le cobra las que le debe.

Por el momento las fotos de Sigfrido han comenzado a desaparecer de los salones especiales y de los pasillos de la Asamblea Legislativa.

Solo quedan los espacios en blanco en espera de la foto que los ocupe y que posiblemente sea la de Ana Vilma de Escobar de ARENA o de Lorena Peña del FMLN, o, en el peor de los casos, la de Guillermo Gallegos o “Chico” Merino.

El ex presidente de la Asamblea Legislativa no sale por la puerta ancha del Palacio Legislativo porque su actuación como presidente de uno de los órganos del Estado no fue ni la más correcta ni la más honesta.