Menores sin compañía de adultos continúan migrando a EEUU

0
836

Los menores centroamericanos que migran a Estados Unidos sin compañía de adultos no se ha detenido desde que estalló la crisis en 2014, aunque en menor medida.

“El flujo nunca paró, pero no tiene el nivel que tuvo en el verano (boreal) de 2014, que es cuando realmente capturó la atención del público estadounidense”, dijo a periodistas Anne Richard, subsecretaria de Estado para Población, Migrantes y Refugiados.

Hasta 90.000 menores, principalmente centroamericanos, fueron interceptados en 2014 al intentar ingresar a Estados Unidos.

Richard participó en Costa Rica en un foro organizado por la ONU y la OEA para buscar respuestas a la corriente migratoria desde El Salvador, Honduras y Guatemala, el Triángulo Norte de Centroamérica, un éxodo provocado por la violencia criminal y la pobreza.

La diplomática recordó que ante la llegada de los menores procedentes de esos tres países, Washington lanzó una serie de programas para disuadir a los menores a emprender el azaroso viaje.

Uno de esos programas permitió que, en los casos que hay uno o dos padres legalmente en Estados Unidos, éstos pueden pedir que los niños se reencuentren con ellos sin necesidad de realizar el peligroso viaje por tierra.

“Ese programa se estableció, se recogieron solicitudes y ahora 600 niños se han reunido con sus familias en Estados Unidos. En las próximas semanas y meses miles más continuarán el proceso”, indicó Richard.

Admitió que ese tipo de iniciativa “no resuelve el problema entero, pero es una contribución”.

Richard recordó que su gobierno ha trabajado con organismos internacionales para fortalecer la capacidad de los gobiernos de la región a “responder apropiadamente a las personas inocentes que buscan la seguridad” fuera de sus países.