Autoridades capturan pandillero con siete fusiles de asalto

0
770
Parte de las armas icautadas

La Policía Nacional Civil (PNC) capturó el viernes a pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS 13), entre ellos uno de sus cabecillas que intentaba ingresar al país con siete fusiles de asalto que habría comprado en Guatemala, informaron las autoridades.

La Fuerza Antiextorsiones de la PNC con órdenes de la Fiscalía General de la Republica capturó a Félix Alberto Palacios Ramos, alias “Gato”, uno de los principales “palabreros” de las pandillas en el occidente del país.

Los “palabreros” son cabecillas o jefes de grupos de las pandillas conocidos como “clicas”, y son llamados así porque su palabra está por sobre la de cualquier otro miembro más de esas estructuras criminales.

Según el informe, el cabecilla de pandillas fue capturado en la frontera La Hachadora procedente de Guatemala y en su vehículo transportaba cuatro fusiles AK 47, dos M 16 y un Galil, que son armas reglamentarias de los ejércitos centroamericanos.

Por su parte, la Fiscalía General de la República (FGR) asegura que el cabecilla de las pandillas “tiene nexos con estructuras delincuenciales en Guatemala que, con probabilidad le están vendiendo armas de grueso calibre para cometer crímenes en el país”.

En tanto, el director de la PNC, comisionado Howard Cotto, informó que en un operativo en una zona rural del municipio de Quezaltepeque, el jueves, capturaron a ocho pandilleros a quienes se les incautaron tres fusiles M 16 y dos pistolas.

En los últimos meses se han incrementado los enfrentamientos armados entre las fuerzas de seguridad y las pandillas que en su mayoría habrían inmigrado a las zonas rurales donde están siendo perseguidos por unidades elites de la fuerza armada y de la policía.

Cotto informó que desde enero han diversos enfrentamientos a tiros, más de 300 pandilleros fallecieron y casi 100 han sido capturados.

Según expertos,la cantidad de armas de grueso calibre incautadas recientemente podría ser aviso de operaciones armadas que los delincuentes preparan como respuesta a las políticas de Seguridad de “ultra mano dura” que ejecuta el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.