Legisladores hispanos pedirán protección temporal en EUA para inmigrantes centroamericanos

0
691

Legisladores hispanos pedirán al presidente Barack Obama otorgar Estatus de Protección Temporal (TPS) a inmigrantes de Honduras, Guatemala y El Salvador que llegaron a Estados Unidos hace dos años, ante las redadas del gobierno.

La solicitud será presentada en una carta que legisladores de la fracción demócrata del Congreso enviarán al mandatario Obama el próximo martes en ocasión con su último discurso sobre el estado de la nación, de acuerdo con fuentes legislativas.

La misiva se sumará a las acciones de desaprobación de los demócratas en el Congreso por la conducción de estas redadas iniciadas el pasado fin de semana en Georgia, Texas y Carolina del Norte que resultaron en la detención inicial de 212 personas.

Las redadas se han centrado en padres con hijos y menores no acompañados que ingresaron a Estados Unidos en el verano del 2014 huyendo de la violencia que padecen esas naciones centroamericanas, y sobre quienes existen ya órdenes de deportación.

El legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, repudio este viernes de nueva cuenta las redadas, acusando a la administración Obama de conferir a estos inmigrantes el mismo trato que merecen aquellos que han cometido crímenes violentos.

“Creo que los criminales, narcotraficantes y pandilleros deben ser deportados”, indicó el legislador durante una manifestación que grupos a favor de la reforma migratoria convocaron frente a la Casa Blanca para protestar por las deportaciones.

Gutiérrez, uno de los principales promotores de la reforma migratoria en el Congreso, denunció el doble estándar en la respuesta del gobierno federal frente a situaciones que presentan personas que violentan la ley.

Recordó los casos del balserito cubano Elián González en el 2000 y un grupo de rancheros armados, que se mantienen atrincherados en un edificio de un parque federal en el estado de Oregon, donde dijo las autoridades buscaron y buscan resoluciones pacíficas.

“Pero cuando se trata de inmigrantes, inmigrantes que provienen de Latinoamérica, cuando se trata de refugiados, el gobierno actúa con fuerza. No estoy diciendo que nadie debe ser deportado, y ello incluye a criminales”, dijo.

El malestar de los demócratas quedó de manifiesto durante una reunión a puerta cerrada que varios legisladores sostuvieron el jueves pasado con el subsecretario de Seguridad Interna (DHS), Alejandro Mayorkas, y la directora de Política Interna de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

De acuerdo con fuentes consultadas, algunos legisladores reprocharon a ambos funcionarios por no haber sido informados con anticipación sobre el inicio de las redadas (realizadas por el Departamento de Seguridad Interna), que han generado malestar en algunas comunidades que representan.

 

 
Notimex