La subvariante BA.2 se propaga en Nueva York, pero “no es una amenaza

0
652

Los casos de la subvariante Ómicron conocida como BA.2 han ido en aumento en Nueva York y representa un significativo porcentaje de los nuevos contagios en todo el estado. Sin embargo, las autoridades del estado y la ciudad han indicado que esto no es motivo de alarma inmediata.

Las autoridades reconocieron que, aunque BA.2 es más contagioso, no parece causar una enfermedad más grave y están monitoreando los números muy intensamente.

“Solo quiero que todos sepan que nunca hemos quitado el pie del acelerador cuando se trata de nuestra preparación para enfrentar esta pandemia”, dijo la gobernadora Hochul.

A medida que se están eliminando algunas restricciones pandémicas la sociedad se abre más, lo que significa que este virus continúa adaptándose a los seres humanos y las vacunas, según indicó la gobernadora.

“Hemos aprendido mucho, sabemos cómo manejar esto. No estamos en un modo alarmista, no estamos entrando en pánico. Solo estamos viendo los números y queremos asegurarnos de que todos se enteren al mismo tiempo que nosotros”, dijo la gobernadora.

En Nueva York, que prácticamente se ha convertido en la entrada del COVID-19, los nuevos casos han ido levemente en aumento.

El promedio de siete días hace una semana era de ocho por cien mil, ahora es de 11, lo que representa un aumento de casi el 30%

La Comisionada de Salud del estado, Dra. Mary Bassett, explicó que BA.2 es más transmisible que la variante original, pero no parece causar una enfermedad más grave y no parece tener más capacidad para evadir la inmunidad de la vacunación.

La Dra. Basset se mostró optimista al decir que no esperan ver un aumento de casos en todo el estado.

Si bien ha causado un aumento en el estado durante los últimos meses, no ha sido igual a las tasas de crecimiento y dominio que se han visto en las últimas semanas en el Reino Unido y en Europa.

Entre las recomendaciones de la Dra. Basset, está no ignorar los síntomas y mantenerse alerta, explicó que son básicamente síntomas similares a los de la gripe, fiebre, tos, incluso diarrea.

Si las personas se sienten mal, la Comisionada estatal invitó a que se hagan la prueba, también instó a que se apliquen la vacuna de refuerzo.

Recomendaciones de las autoridades de la ciudad de Nueva York

El nuevo Comisionado de Salud de la ciudad de Nueva York, Dr. Ashwin Vasan, compartió los mismos pensamientos que las autoridades estatales cuando realizó su primera conferencia oficial en el cargo.

Dijo que no hay motivo de alarma inmediata y que “la propagación comunitaria sigue siendo baja y las hospitalizaciones y las muertes son estables.

Hasta el viernes, aproximadamente el 30% de los casos de COVID-19 informados en la ciudad eran infecciones BA.2, dijo en una conferencia de prensa.

Por su parte, la Dra. Celia Quinn, Comisionada adjunta de la división de control de enfermedades del Departamento de Salud, detalló que “BA.2 es un sublinaje de Ómicron, y ha ido en aumento durante las últimas semanas. Al mismo tiempo, el número general de casos se ha mantenido relativamente estable, con un cierto aumento en los últimos días”.

Hasta el viernes que el Comisionado Vasan hizo su primera aparición ante los medios la tasa promedio en la ciudad de Nueva York es de 49 % en los últimos siete días, con hospitalizaciones y muertes confirmadas con una tendencia a la baja.

“Creo que lo importante que hay que recordar, y enfatizar para los neoyorquinos, es que actualmente no hay evidencia de que BA.2 provoque una enfermedad más grave, aumente el riesgo de hospitalización o que nuestras vacunas actuales ofrecen menos protección contra ella”, dijo el Dr. Vasan.

Mientras se espera que las autoridades vayan eliminando más restricciones pandémicas el Dr. Vasan afirmó que, “continuamos monitoreando esto y seguimos vigilantes”.