La seguridad ha dejado de ser la principal preocupación de los salvadoreños

La pobreza, el desempleo y el alto costo de la vida son el principal flagelo que enfrenta el país

0
230

Una encuesta presentada el jueves por el Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (Iudop) indica que los salvadoreños aprobaron la gestión del presidente Nayib Bukele al cierre de 2022 con una nota de 8,37 (en una escala de 0 a 10), mientras que la principal preocupación de la población es la economía, desplazando la seguridad.

El estudio advierte un alza de la calificación que los ciudadanos dan al mandatario, que en septiembre del año pasado era de 7,84 y de 7,54 al cierre de 2021.

Según el vicerrector académico de la Universidad Centroamericana (UCA), Omar Serrano, «la principal fortaleza» del Gobierno frente a la ciudadanía «es lo que ha hecho en materia de seguridad».

El Salvador se encuentra desde marzo de 2022 bajo un régimen de excepción que suspende varias garantías constitucionales y en el que se han registrado más de 63.000 detenciones, además de más de 7.400 denuncias de violaciones a los derechos humanos.

El Gobierno de Bukele atribuye a este régimen, en el que los plazos judiciales también se alargan y se han aprobado reformas penales, la disminución de los homicidios al cierre de 2022.

«Sin duda, el principal pilar que sostiene la imagen del presidente es el estado de excepción», sostuvo Serrano y agregó que la valoración positiva se expandió a varias instituciones estatales por la publicidad gubernamental y la «desinformación».

Sin embargo, a pesar del apoyo ciudadano a la presidencia de la República, el estudio indica que, al cierre de 2022, el 63,4 % de la población señaló que la situación de la economía es el «principal problema», que es la «proporción más alta registrada en los estudios de opinión realizados por el Iudop en los últimos 10 años».

«La pobreza, el desempleo y el alto costo de la vida son el principal flagelo que enfrenta el país», sostiene el Iudop.

La encuesta indica que el 28,8 % de la población considera que su economía familiar mejoró, el 17,7 % que empeoró y el 53,4 % que siguió igual.

«El análisis estadístico de la encuesta reveló que son las mujeres quienes tienen una opinión menos optimista tanto de su situación económica familiar como de la economía del país», subrayó el ente.

El Banco Central de Reserva prevé que la economía salvadoreña crezca en 2023 entre un 2 % y 3 %, por el «dinamismo de la demanda interna» y que la expansión económica de 2022 llegue al 2,8 %.

Las tasas de crecimiento previstas por el BCR para El Salvador en 2022 y 2023 son superiores a las estimadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que colocan a esta país como el que menos crecerá en Centroamérica.

La encuesta del Iudop se realizó entre el 14 y 22 de diciembre con una muestra de 1.273 entrevistas a nivel nacional, un nivel de confianza del 95 % y un margen de error de más o menos el 2,7 %.