La lava del Kilauea devora a su paso vehículos y casas en Hawái

0
860

La erupción del volcán hawaiano Kilauea está dejando imágenes impresionantes La última es la de una corriente de lava que desciende hasta una carretera y sepulta un coche, que empieza a arder antes de desaparecer bajo la roca líquida. La escena ha tenido lugar en la localidad de Puna, donde 1.700 personas han tenido que ser evacuadas tras la erupción.

La lava que continúa arrojando el volcán Kilauea, el más grande Haway, prácticamente se ha tragado una veintena de casas residenciales y amenaza a más de 600, mientras continúan abriéndose grietas por las que manan gases tóxicos y roca fundida. Ya son ocho las aperturas por las que brotan los fluidos del volcán en este evento eruptivo, que los geólogos ya comparan con el de 1855, en el que las emanaciones duraron 88 días y cubrieron 15 kilómetros cuadrados de terreno. El gobierno ha declarado estado de emergencia por tiempo indefinido.