La Fuerza Armada chavista declaró su lealtad incondicional a Nicolás Maduro

5
1060

Luego del pedido del pasado domingo de la Asamblea Nacional de “no obedecer o ejecutar ningún acto contrario a la Constitución”, la Fuerza Armada chavista declaró este martes su “lealtad incondicional” al presidente Nicolás Maduro.

La pronunciación del Ejército tuvo lugar luego de la denuncias del Parlamento de “la ruptura del orden constitucional”, debido a la suspensión del referendo revocatorio contra el mandatario.

Acompañado por el alto mando militar, el ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, leyó una declaración en la que aseveró que Maduro “no es una parcialidad política, sino el presidente constitucional y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, quien ejerce la máxima autoridad jerárquica”. “Reiteramos nuestra incondicional lealtad” a Maduro, declaró.

Padrino denunció que el “verdadero propósito” de las acciones anunciadas por la oposición “no es otro que afectar gravemente la institucionalidad mediante el caos y la anarquía para finalmente derrocar al gobierno legítimamente establecido”.

La comparecencia del ministro y el alto mando militar, a través de la televisora oficial VTV, ocurre el día antes de una manifestación convocada por la oposición en todo el país para rechazar la suspensión del proceso de revocatorio.

La oposición venezolana sostiene que la suspensión del proceso constituye una ruptura del hilo democrático y ha anunciado que acudirá a instancias internacionales.

El domingo, en una sesión especial, la Asamblea Nacional de mayoría opositora acordó exigir a la Fuerza Armada “no obedecer ni ejecutar ningún acto contrario a la Constitución”.

“No puede exigírsele a la Fuerza Armada lo que no ha dejado de hacer en ningún momento: respetar y defender la Constitución”, respondió Padrino este martes.

Finalmente, el ministro hizo un llamado “a la sensatez, la prudencia y el diálogo”.

El régimen chavista y la oposición han tenido algunos acercamientos para el eventual inicio de un proceso de diálogo, incluso con facilitación del Vaticano, pero sin resultados concretos hasta ahora.

Comments are closed.