Juez Mirtala Teresa Portillo ordena nuevamente la captura de Rubén Zamora

0
669

La jueza de Segunda Instancia de San Francisco Gotera, Mirtala Portillo de Cruz, encargada del proceso por la supuesta masacre en 1981 de un centenar de civiles durante la guerra civil en El Mozote, ordenó nuevamente la detención provisional del octogenario Rubén Zamora, excandidato presidencial, ex diplomático, analista político y crítico del Gobierno de Nayib Bukele, en una acusación que supone una «burla» para las supuestas víctimas, denunció el miércoles Human Rights Watch (HRW).

«Una jueza ordenó nuevamente la detención del defensor de DD.HH. Rubén Zamora. La jueza había ordenado su excarcelación pero 3 días más tarde revocó el fallo sin informar a Zamora», apuntó en la red social X la directora de la División de las Américas de HRW, Juanita Goebertus.

Hasta el momento, Zamora no ha sido arrestado, según la información disponible, sin embargo, la juez habría cometido prevaricato (resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial a sabiendas de que dicha resolución es injusta), al no notificar de la revocatoria de libertad. “Sí, es terrible, ni siquiera se les notificó», confirmó una de las hijas, y agregó que “no hay seguridad jurídica ni Estado de derecho en El Salvador”.

A finales de diciembre pasado, la jueza había ordenado ya prisión provisional contra el expresidente Alfredo Cristiani (1989-1994) y los exdirectivos de la Asamblea Legislativa de 1993, entre ellos Zamora, por haber supuestamente ratificado ese año una ley de amnistía que suspendía los delitos cometidos por los que participaron en la guerra civil.

Ante la primera orden de arresto, Zamora que la ley salvadoreña no permite que un diputado sea perseguido por las decisiones que tome en el ejercicio legislativo. «Para mí es clarísimo que es una situación donde lo que querían era callarme», afirmó el político en referencia a la orden de detención.

Según Marcela Zamora, documentalista y una de las hijas del político, se trata de una «persecución política» por parte del Gobierno de Bukele, que a pesar de llevar más de tres años investigando a su padre, «no han podido encontrarle nada», ya que «duramente más de 40 años de carrera política y diplomática utilizó el poder que se le concedió como diputado público para ponerlo al servicio» de los salvadoreños.

«Cobardemente quieren encarcelarlo por un delito que no existe», subrayó la hija en un comunicado en diciembre.

La jueza Portillo está acusada de «opacidad» por la querella del proceso.

En 1993, poco antes que una Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas revelara su informe sobre violaciones a derechos humanos durante la guerra civil (1980-1992), la Asamblea Legislativa promulgó la amnistía, que fue declarada inconstitucional en 2016 por la Corte Suprema de Justicia.

Zamora fue vicepresidente de la Asamblea Legislativa y candidato a la Presidencia del país por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en 1994, y ha sido embajador de El Salvador en Estados Unidos y la India.

Actualmente forma parte del movimiento Resistencia Ciudadana, que ha calificado de inconstitucional la reelección de Bukele el pasado 4 de febrero, en unos comicios en los que obtuvo una rotunda victoria.