Israel bombardeó territorio libanés en respuesta a una agresión de Hezbollah en el Monte Dov

0
799

Un ataque del movimiento terrorista chiíta libanés Hezbollah desde el sur del Líbano, que tuvo como blanco dos vehículos de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés), generó una represalia de parte del Ejército de Benjamin Netanyahu. Esta consistió, según medios libaneses, en al menos 20 disparos de cohetes que cayeron en la región denominada “Granjas de Sheba” o “Har Dov”.

El vocero del IDF, Brigadier General Moti Almoz, dijo que dos vehículos fuertemente armados, uno de los cuales era un D-9, fueron los objetivos de Hezbollah.

Por el momento no se sabe si el ataque contra la patrulla provocó víctimas, indicaron las fuentes. Israel replicó con disparos de artilleria contra dos aldeas en la región de las Granjas de Shebaa, indicaron las fuentes libanesas.

En Jerusalén, el Ejército israelí confirmó que un artefacto explosivo casero estalló cerca de “vehículos militares”, no lejos de la frontera.Según las primeras informaciones el atentado no causó víctimas, indicó el vocero militar israelí Peter Lerner.

“El ejército respondió con tiros de artillería”, agregó el vocero israelí.

Las tensiones entre Israel y Hezbollah recrudecieron en los últimos días desde que el grupo terrorista responsabilizó a la aviación israelí del bombardeo que acabó con la vida de Samir Qantar, uno de los jefes de la organización.

Qantar se encontraba en un edificio residencial de Yaramana, en Damasco, contra el cuál impactaron cuatro misiles.

El dirigente, de 53 años, estuvo preso casi tres décadas en las cárceles israelíes y era considerado por muchos libaneses como un símbolo de la resistencia frente al vecino del sur.

Israel había condenado al jefe terrorista a cadena perpetua por haber participado en el asesinato de un policía y dos ciudadanos israelíes, pero fue liberado en 2008 en un canje de prisioneros entre Hezbollah y el gobierno de Tel Aviv.