Grupo Financiero hondureño Ficohsa incursiona en El Salvador al adquirir ASESUISA

0
258

El Grupo Financiero Ficohsa de Honduras, expandió sus operaciones en Centroamérica con la adquisición de la empresa aseguradora ASESUISA, una de las líderes en el mercado de seguros automotrices en El Salvador, según informó el martes la compañía.

«Grupo Ficohsa concluyó con éxito la adquisición de la aseguradora ASESUISA en El Salvador, gracias a un acuerdo formalizado con la compañía colombiana Suramericana, y la posterior aprobación de la Superintendencia de Competencia y Superintendencia del Sistema Financiero (SSF)», indicó en un comunicado el grupo de origen hondureño, sin precisar el valor de la operación.

La venta se acordó por un precio de más de US$ 43,7 millones a la sociedad Interamericana Holding Group S.A., la cual pertenece al Grupo Financiero Ficohsa.

Según explicó el pasado mes de agosto la transacción del Grupo de Inversiones Suramericana S.A., más conocido como Grupo Sura, será de 679.791 acciones de Seguros Sura S.A. e, indirectamente, de 349.985 acciones de Seguros Sura S.A. Seguros de Personas, ambas compañías domiciliadas en El Salvador y conocidas como Asesuisa.

Camilo Atala es el dueño del Banco FicohsaAtala es el presidente del directorio de Grupo Financiero Ficohsa (GFF), grupo financiero integrado por bancos, aseguradoras, fondos de pensiones y una casa de cambio con presencia en Honduras, Panamá, Guatemala, Nicaragua, Estados Unidos de América y ahora El Salvador.

Camilo Atala inició su carrera como empresario y emprendedor en Honduras en 1990, cuando fundó la Financiera Comercial Hondureña. En julio de 1994 lideró la transformación de la financiera a un banco comercial, actualmente Banco FicohsaGFF es el grupo financiero más grande de Honduras y Ficohsa es una de las marcas más importantes de la región centroamericana.

El comunicado añade que esta adquisición es «parte de una estrategia de largo plazo que busca fortalecer la posición de Grupo Ficohsa como una aseguradora líder en la región».

«La adquisición de ASESUISA marca un hito significativo para Grupo Ficohsa, reforzando nuestra presencia y demostrando nuestro compromiso continuo con la excelencia y el crecimiento sostenible», expresó Luis Atala, vicepresidente corporativo de Grupo Ficohsa, de acuerdo con el comunicado.

La participación de Sura en El Salvador, a través de Seguros Sura, duró 11 años en los que contribuyó al crecimiento del mercado asegurador de ese país, con más de 770.000 clientes que cuentan con sus seguros.

El comprador de Asesuisa, el Grupo Financiero Ficohsa, cuenta con 65 años de trayectoria y está conformado por empresas dedicadas a la banca, seguros y pensiones.

A nivel regional es referente en la industria financiera y cuenta con 2,1 millones de clientes, más de 6.000 trabajadores, alrededor de US$745 millones en recursos patrimoniales, y activos superiores a los US$8.000 millones.

Según indicó la compañía, se mantendrá la marca de ASESUISA, que tiene «54 años de trayectoria en el negocio de seguros generales, de personas y fianzas en El Salvador», dado que «es la aseguradora preferida por los salvadoreños y referente en el sector».

«Esta iniciativa fortalecerá su presencia y ampliará su portafolio de productos y servicios, ahora respaldada por el Grupo Ficohsa a nivel regional», puntualizó la empresa.

Destacó que ASESUISA posee actualmente una participación de mercado del 16,67 % en seguros en general y lidera el segmento de seguros de autos con un 23,5 %.

Ficohsa se define como el «grupo financiero líder en Centroamérica» con 2,1 millones de clientes en la región, más de 6.000 colaboradores, 745 millones de dólares en recursos patrimoniales y activos superiores a los 8.000 millones.

La Superintendencia de Competencia (SC) de El Salvador anunció en septiembre pasado la solicitud de compra e informó sobre su visto bueno a inicios de octubre, tras verificar que Ficohsa no tenía operaciones en el país.

«En el análisis de la solicitud recibida, la SC pudo determinar que la compra de ASESUISA no implicaría una combinación de negocios en el territorio y que permanecerían en el mercado la misma cantidad de oferentes independientes», afirmó en un nota del 5 de octubre.

Así, añadió, «la compra no está sujeta al control preventivo que efectúa la SC y ambos agentes económicos están habilitados para continuar con la transacción».